viernes, 6 de marzo de 2009








EL PAISJORGE “EL TIGRE” ACOSTA Y ALFREDO “EL CUERVO” ASTIZ DESCONOCIERON LA REPRESION EN LA ESMA
“No sé de qué me está hablando”

Trasladados desde la prisión, los represores de la Armada llegaron a tribunales para ser interrogados por el asesinato de la estudiante sueca Dagmar Hagelin. Astiz se mostró sorprendido cuando le preguntaron sobre los vuelos de la muerte.




“No sé de qué me está hablando”, contestó Alfredo Astiz cuando el juez federal Sergio Torres lo interrogó sobre los vuelos de la muerte que partían desde la ESMA con prisioneros que eran arrojados vivos al mar, y sobre la falsificación de documentos para los integrantes de esos grupos de tareas. El represor y su superior, el ex capitán Jorge “Tigre” Acosta, fueron indagados ayer en ese juzgado por el caso de Dagmar Ingrid Hagelin, la joven suecoargentina baleada secuestrada en 1977 y llevada con vida a la ESMA. Allí fue vista por última vez antes de ser víctima, se presume, de uno de los “vuelos de la muerte” de los que Astiz dijo no tener noticias.
El llamado “Angel Rubio” está acusado de haber integrado la patota que la secuestró luego de haberla baleado en plena calle, en un caso de enorme repercusión internacional que produjo uno de los primeros reclamos de gobiernos extranjeros a la dictadura por derechos humanos.
Asistido por su defensor, Juan Aberg Cobo, Astiz adujo que ya fue sobreseído por la Cámara Federal en 1987 a raíz de la aplicación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. En diciembre pasado, la Corte Suprema ordenó reabrir el caso siguiendo un dictamen de la Procuración, que estableció que el crimen de Hagelin está enmarcado en los delitos de lesa humanidad y debe ser considerado imprescriptible. Fue la culminación del persistente reclamo de Ragnar Hagelin, padre de Dagmar, y su abogado Luis Zamora.
Acosta, procesado también por cientos de crímenes y con prisión preventiva en el penal de Ezeiza, se negó directamente a declarar, mientras que Astiz aceptó ser interrogado sobre los delitos que se le imputan en la megacausa ESMA. En su declaración, según fuentes judiciales, Astiz negó haber integrado los grupos de tareas y dijo haber sido “apenas un administrativo”, con el cargo de secretario del jefe de instrucción de la Escuela Naval. También negó haber pertenecido al cuadro de oficiales de la ESMA cuando dijo haber estado asignado en Río Santiago y, luego de 1979, cuando fue agregado naval en Sudáfrica.
Según el expediente, Hagelin, de 17 años, fue baleada y secuestrada el 27 de enero de 1977 en El Palomar cuando iba a visitar a una amiga que había conocido ese verano en Villa Gesell: Norma Susana Burgos, quien fuera esposa del dirigente montonero Carlos Caride y que había sido privada ilegítimamente de su libertad el día anterior. Testimonios sobre el secuestro refieren que encabezaba el operativo un hombre “alto, rubio, atlético y de ojos celestes” que posteriormente identificaron como Astiz, y que el objetivo del procedimiento era capturar a otra supuesta militante de esa organización “de aspecto similar al de Dagmar, pero un poco más alta”.
A Dagmar y Burgos las había presentado el padrastro de la primera, Eduardo Waissmann, que trabajaba de abogado y había defendido a Caride, uno de los fundadores de las Fuerzas Armadas Peronistas. Los marinos montaron una guardia en los alrededores de la casa de Burgos, ubicada en la calle Sargento Cabral 317 de El Palomar, pensando que asistiría allí María Antonia Berger, dirigente de Montoneros y sobreviviente de la Masacre de Trelew. Al ver venir a Dagmar pensaron que se trataba de Berger, pues ambas eran rubias y de aspecto nórdico, e impartieron la voz de alto. Dagmar, que era atleta, salió corriendo velozmente, pero Astiz partió detrás de ella, puso rodilla en tierra, apuntó y disparó su pistola. Un balazo en la cabeza hizo caer a la joven boca abajo sobre la vereda. Los marinos pararon un taxi, se apoderaron del vehículo y la metieron a Dagmar en el baúl, que aún estaba viva, ya que trató de evitar con sus manos que la encerraran, según recordaron algunos testigos. Cuando llegó a la ESMA seguía viva pero había quedado paralizada por el impacto en la cabeza. Desde entonces permanece de-saparecida.
El caso Hagelin formó parte de los 700 casos investigados durante el juicio a las Juntas Militares, sustanciado en 1985 y en el cual los ex dictadores fueron condenados, aunque en 1990 recibieron el indulto del entonces ex presidente Carlos Menem. El padre de la joven, Ragnar Hagelin, chileno pero nacionalizado sueco, movió cielo y tierra para averiguar qué ocurrió con su hija, incluso consiguió que el gobierno de Suecia, el Vaticano y el gobierno de los Estados Unidos reclamaran a la dictadura militar. Y aportó su testimonio en el Juicio a las Juntas.
Más allá del caso Hagelin, en la megacausa ESMA sólo dos de la enorme variedad de crímenes cometidos en ese centro clandestino hace más de tres décadas están listos para ser ventilados en un juicio oral, posiblemente a partir de septiembre. Se trata del caso del secuestro de las monjas francesas en la puerta de la iglesia de Santa Cruz junto al grupo fundador de las Madres de Plaza de Mayo, en la que según los sobrevivientes Astiz participó como “entregador” simulando ser hermano de un desaparecido. El otro es el caso del secuestro y asesinato del escritor y periodista Rodolfo Walsh, hecho en el que también se asigna a Astiz participación en el grupo operativo, aunque ayer insistiera que no tuvo nada que ver con esos crímenes.

© 2000-2009 www.pagina12.com.ar República Argentina Política de privacidad Todos los Derechos Reservados




La desazón de Ragnar Hagelin

“Nuestro objetivo es que el Estado, a través de su responsabilidad institucional con la sociedad, cumpla su cometido y sentencie y ponga (a los responsables) donde deben estar, que es la cárcel”, afirmó Ragnar Hagelin, padre de Dagmar, en diálogo telefónico con una radio porteña desde Estocolmo. “Uno no puede decir que sea un éxito que (los asesinos) estén en el banquillo después de 32 años, que recién están indagando por primera vez a Acosta y Astiz por mi hija”, advirtió con marcado pesimismo. Hagelin remarcó que los defensores de los represores “siempre encontraron algún resquicio técnico para postergar que se haga justicia con los crímenes que cometieron”. Y destacó el pronunciamiento de la Corte Suprema en contra de ese “bicicleteo judicial” para los familiares de desaparecidos. “Va a pasar como con (el dictador chileno Augusto) Pinochet, que murió sin ser condenado por ninguno de los crímenes que cometió, al margen de que los familiares no podemos saber qué es lo que sucedió, cómo liquidaron a nuestros seres queridos”, planteó. Hagelin contó que nunca pudo confirmar qué había pasado con su hija. “Desgraciadamente lo único que podemos constatar es que la mataron; sabemos que estuvo con vida dos o tres semanas (después del secuestro), pero luego se pierde toda información”, dijo. Y mencionó tres hipótesis, aunque aclaró que ninguna está confirmada: que el asesinato y cremación de Dagmar fue en la ESMA, que la chica había sido lanzada desde un avión en alguno de los denominados “vuelos de la muerte”, y en una tercera que el cuerpo está enterrado como NN en algún lugar desconocido.





La Cámara de Casación pidió informes sobre las causas de derechos humanos
La Cámara Nacional de Casación Penal requirió a todos los tribunales orales en lo criminal federal del país que le informen cuántas causas tienen en trámite, qué porcentaje de esas causas corresponde a violaciones a los derechos humanos y si tienen o no detenidos.

Así lo hizo saber el Centro de Información Judicial (CIJ) que explicó que la requisitoria "apunta a contar con un cuadro de situación pormenorizado respecto del mapa de causas judiciales que tramitan en el fuero criminal en todo el país, a fin de acelerar el trámite de aquellos expedientes donde se investigan violaciones a los derechos humanos".
El CIJ recordó que la Corte Suprema de Justicia de la Nación creó en el mes de diciembre último una Unidad de Superintendencia para delitos de lesa humanidad, a cargo de José Luis Mandalunis, para monitorear las causas que involucran violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura militar.
Entre las funciones asignadas a esa dependencia "están la de requerir informes a los magistrados sobre la evolución de los procesos; exhortar a los jueces a acelerar las causas y al Consejo de la Magistratura a tomar medidas para dotar de recursos humanos y materiales a los tribunales que intervienen en estos casos".
Días atrás la Unidad Fiscal de Coordinación y Seguimiento para causas por violación a los Derechos Humanos durante el terrorismo de Estado, que funciona en el ámbito de la Procuración General de la Nación, reclamó la "reasignación de causas" que tiene en trámite el Tribunal Oral en lo Federal Cinco (TOF5).
En un escrito presentado ante la camarista Liliana Catucci, titular de la Cámara de Casación, los fiscales Jorge Auat y Pablo Parenti, jefe y coordinador de la unidad fiscal, junto a Alejandro Alagia, que actúa en la fiscalía que prepara el juicio, aseguraron que los inconvenientes "son de orden administrativo-judicial".
Actualmente el TOF 5 está realizando un juicio oral al represor Carlos Olivera Róvere, que fue subjefe del Primer Cuerpo, y según el cronograma previsto, en agosto o septiembre empezaría con el más emblemático de todos los juicios, el de la ESMA, que ocuparía casi todo el año 2010.
Esta congestión de megacausas en el TOF5 postergaría, nuevamente, otros juicios del Primer Cuerpo de Ejército como el de los centros clandestinos de detención Atlético, Banco-Olimpo, Vesubio, Hospital Posadas y La Pampa, entre otros.
En su presentación, la Unidad Fiscal solicitó concretamente que se aplique el mecanismo previsto en el artículo 9 de la ley 26.371 que faculta a la Cámara de Casación a llevar a cabo una integración de los tribunales con el objetivo de lograr una distribución racional de recursos.
"Los obstáculos más graves, como las leyes de obediencia debida y punto final fueron superados", dice el documento remitido a la Cámara de Casación en el que advierten que el actual cuello de botella en las causas pendientes de juzgamiento en el área metropolitana "responde más razones de orden administrativo-judicial que de naturaleza jurídica".




Cordero disfruta en Brasil de libertad ambulatoria
Roger Rodríguez Editor rogerrodriguez@adinet.com.uy
Violada. Disposición de arresto domiciliario incumplida por Cordero .
Está de vacaciones desde el 19 de diciembre. Recién el 27 de febrero el ministro Marco Aurelio de Melo preguntó la dirección dónde debía cumplir su reclusión a domicilio. El criminal de lesa humanidad, requerido por la Justicia de Argentina y Uruguay, bebe cervezas en el bar La Iguana de Santana do Livramento y hace asados con sus amigos.
El torturador uruguayo Manuel Cordero, requerido desde Argentina y Uruguay por crímenes de lesa humanidad, disfruta desde mediados de diciembre de una efectiva libertad ambulatoria en Santana do Livramento y recién ahora, más de dos meses después, la Justicia brasileña inquirió sobre el acatamiento de su reclusión domiciliaria. En una resolución fechada el pasado 27 de febrero, el ministro Marco Aurelio de Melo, el juez del Supremo Tribunal Federal (STF) brasileño que durante dos años ha dilatado una decisión sobre la extradición del militar uruguayo, admitió un cuestionamiento de la Policía Federal que el 27 de enero preguntó sobre dónde Cordero cumpliría su arresto. El ministro Marco Aurelio dispuso ahora un diligenciamiento en el que le pide a la defensa del propio torturador Cordero que explicite el lugar físico, dirección concreta y titularidad de la propiedad en la que se suponía que estaba cumpliendo la prisión domiciliaria dispuesta el pasado 19 de diciembre. En esa fecha, el propio Marco Aurelio de Melo impidió una decisión de sus colegas del STF para otorgar la extradición del torturador uruguayo a Argentina, cuando en una imprevista intervención, alegó que por razones humanitarias debía concederse la prisión domiciliaria al militar ya que tenía que someterse a una urgente intervención quirúrgica.

Cervezas en La Iguana
Sin embargo, desde mediados de diciembre Cordero ha podido mantener su libertad ambulatoria en Santana do Livramento, donde se le ha visto bebiendo cervezas en un bar llamado La Iguana, ubicado a pocas cuadras de la avenida limítrofe que separa la ciudad brasileña de la capital departamental de Rivera. Las fuentes de LA REPUBLICA sostienen que el torturador uruguayo se pasea por la localidad brasileña, realiza reuniones en su domicilio, al que concurren viejos amigos de ambos lados de la frontera, en una situación que habría alcanzado el colmo de la ironía cuando llegó a dar cuenta de sus excursiones a las propias autoridades policiales. Ante esa situación fue que la Policía Federal envió un escrito al Supremo Tribunal Federal en Brasilia preguntando sobre sus responsabilidades en la custodia del militar uruguayo, que podría fugarse como ya lo hizo de Uruguay cuando era requerido por un delito de desacato por ofensa contra un juez que lo indagaba por apología de la tortura.
La extradición de Manuel Cordero, responsable de torturas, asesinatos, violaciones y desapariciones en Argentina y Uruguay, tenía cinco votos a favor y dos en contra entre los diez ministros del STF, cuando Marco Aurelio de Melo abogó e impuso la incumplida reclusión domiciliaria del torturador uruguayo.
Fuente: http://www.larepublica.com.uy/
-- RED DE NOTICIAS DE DERECHOS HUMANOSPOR UN BICENTENARIO SIN IMPUNIDAD PARA LOS GENOCIDAS





Ciclo de cine:
“Rescatando la memoria para que el pasado no deje de tener futuro”
Día, temas e invitados de cada encuentro.
Anote que no son quejas...!

13 DE MARZO

20 Hs.

Centro de Cultura y Comunicación 42 entre 6 y 7

A 4 años del fallecimiento de Olga Márquez de Arédez (17 de marzo de 2005) recordamos su figura a través del documental “Sol de Noche”, que narra la historia del apagón en el Ingenio Ledesma en la provincia de Jujuy. Y con la presencia de su hijo Ricardo Aredez, de Delia Maisel autora del libro “Memorias del apagón. La represión en Jujuy. 1974-1983” y miembros del Centro de Acción Popular Olga Marquez de Aredez en defensa de los derechos humanos (CAPOMA), quienes expondrán una muestra fotográfica, brindaremos a 33 años del golpe genocida un sincero homenaje a una figura emblemática en la defensa de los derechos humanos, que llevó adelante hasta su último día una incansable lucha en reclamo de justicia y memoria por los desaparecidos del norte argentino. La noche se completará con la actuación del conjunto folklórico Resolana.

Invitados: Ricardo Aredes (hijo) y Delia Maisel autora del libro “Memorias del apagón. La represión en Jujuy. 1974-1983” (Ediciones del Movimiento Ecuménicos por los Derechos Humanos, 2006) y miembros del Centro de Acción Popular Olga Marquez de Aredez en defensa de los derechos humanos (CAPOMA)
Documental: Sol de noche largometraje documental dirigido por Pablo Milstein y Norberto Ludin (2002)

Música: Conjunto folklórico Resolana

Invitan:
Cacodelphia. Un viaje por la Oscura Ciudad y Radio Estación Sur 91.7

Se agradece el reenvió.

Cacodelphia. Un viaje por la oscura ciudad Miércoles 19 a 21hs x 91.7 Radio Estación Sur
Contacto: 0221-4823215

“Por que la cultura no solo resiste, también se reproduce”








Finalizaron los alegatos
El juicio a represores continuará el lunes; entra en sus instancias finales
San Luis (Pelr) 05-03-09 El juicio a los militares y polícias acusados de crímenes de lesa humanidad entra ya en su etapa final a partir del lunes, que será la próxima audiencia. Se estima que en la semana próxima se conocerá la sentencia. Ayer se produjeron los alegatos de los defensores de los dos últimos acusados: Luis Orozco y Miguel Fernández Gez. Alfredo García Garro y Eduardo Esley por Orozco y Daniel Mercado, por Fernández Gez.
García Garro solicitó la "prescripción penal de las acciones por las que se le acusan a Luis Alberto Orozco", y dijo que su defendido "es inocente de todos los cargos que se le pretenden endilgar" y solicitó que "se lo absuelva libremente y en el hipotético caso que sea condenado, dejo reservado la instancia de Casación y el caso federal".
El codefensor, Eduardo Esley, puso en duda la autoría del crimen: "¿Quien mató a la señorita Fiochetti? ¿Quien la mató? ¿Dónde la mataron? Tres preguntas sin respuestas", enfantizó para a renglón seguido ironizar ¿La mató Orozco?¿La mató Plá? Creo que el coronel Fernández... Ahh! También pudo ser Juan Carlos Pérez o Becerra ¿Quién, cuándo, dónde, cómo...? De aquí no ha salido
El último en exponer fue Daniel Mercado, quien cargó las tintas sobre el titular del "verdadero poder" en San Luis, Juan Carlos Moreno, a quien responsabilizó como autor mediato por las acciones llevadas a cabo en los crímenes por lo que se acusan a los imputados. "Pido para mi coronel, este coronel del Ejército de San Martín y de Belgrano, que se lo absuelva de los crímenes que se le acusan", porque "en este proceso no hay pruebas en contra de él. Para mi, creo que la solución correcta sería dictar la sentencia absolutoria de los cuatro cargos de tortura, de los cuatro cargos de privación ilegítima de la libertad y de los tres cargos de homicidio".
García Garro y Esley
"No hemos avanzado nada, no hemos encontrado la verdad material. Me quedan infinidad de interrogantes que no se pueden dilucidar", dijo el más jóven de los abogados que agregó que este juicio tiene "un final anunciado".
"Me voy vacío, decepcionado" señaló el abogado que aseguró además que lo que ocurrió en la década del '70 fue "una guerra civil entre dos sectores violentos" de la Argentina, "una guerra en donde no sabíamos quien ni donde estaba el enemigo". "Eran dos grupos humanos antagónicos, violentos; uno quería imponer sus ideales por la fuerza y otro por la fuerza trataba de impedirlo".
Consideró que el proceso habia sido carente de imparcialidad y citó a Joaquín V. González diciendo: "donde hay poca justicia, es difícil tener razón".
Argumentó que en los procesos que se vienen llevando adelante en el país "hay una inequidad palmaria", puesto que mientras se sigue juzgando a militares e integrantes de las fuerzas de seguridad, "por actos de terrorismo de Estado, por otro lado, han quedao eximidos de sus responsabilidades, autores de crímenes de bandas no menos aberrantes, como las bandas terroristas. Y estas personas, como si fuera poco, se han beneficiado con las leyes de anmistía", dijo García Garro.
Aclaró asimismo que "los delitos de lesa humanidad se producen por hombres, no por entidades abstractas como los Estados".
En otro párrafo atacó a los integrantes del Tribunal y a los acusadores, indicando que: "las personas acusadas de aberrantes delitos acá están; no se las quita nadie, ni a ustedes ni a las fauces sangrientas de la querella y la Fiscalía. Pero desde ya les digo que la historia, la justicia y sobre todo sus propias conciencias, le van a pasar la cuenta de cómo han actuado ustedes en el caso".
"Es fácil administrar justicia, lo que es difícil es ser justo", dijo antes de pedirles que estuvieran "a la altura de las circunstancias" y que se limitaran "a lo que se desprende de la causa; dejen atrás cualquier tipo de apasionamientos y preconceptos. Sobre todo, lo que me haría sentir orgulloso de ustedes, es que dejen de lado cualquier tipo de presiones".
Avanzó contra la acusación, a la que calificó de "mentalidad fabuladora" que trabajó con "argumentos inquisidores", "quizá para quedar bien con el gobierno de turno"
A la fiscal le reprochó acusar "con un fundamentalismo talibanesco, con resentimiento" y dijo que su acusación debería ser descalificada "porque actúa con un total desconocimiento de los hechos y peca de una actitud cómoda, porque no se interiorizó de los mismos" y "ha violado premisas fundamentales", porque "el ministerio público debe velar por la legalidad del proceso y debe buscar la verdad, aportando pruebas conducentes y valederas".
También Esley cargó contra la Fiscal Allende y dijo que le parecía "una manera extraña de conservar la estabilidad laboral. Yo he escuchado muchas acusaciones fiscales y me da pena saber que una funcionaria judicial que ostenta tan delicado cargo, por temor, amenazas, en fin, permuta este cargo por estabilidad laboral. Da pena, realmente da pena", insistió.-- RED DE NOTICIAS DE DERECHOS HUMANOSPOR UN BICENTENARIO SIN IMPUNIDAD PARA LOS GENOCIDAS






Se elevó a juicio la causa por la desaparición de Melitón Bustos
Una parte de la causa por el secuestro y desaparición del escribano Aldo Melitón Bustos llegó esta semana al Tribunal Oral en lo Criminal Federal, donde debe fijarse la fecha en que se llevará a cabo el debate oral y público contra los dos acusados, por homicidio, los militares retirados Carlos Alberto Arias y Luis Angel Gaspar Zírpolo.
De esta manera, esta causa se convierte en la primera de Salta, referida a violaciones a los derechos humanos cometidos durante la pasada dictadura, que es elevada a juicio. Antes fue elevada a sentencia una parte de la causa por la masacre en Palomitas, la matanza de 12 presos políticos, pero este procedimiento, regido por el viejo código de procedimiento en materia criminal, es escrito. Distinto es el caso de la causa por Bustos, que se tramita con el nuevo código de procedimiento penal y, por lo tanto, habrá un debate oral y público.
La información sobre la elevación a juicio de la causa Bustos, dispuesta por el juez Miguel Medina el 24 de febrero pasado, fue confirmada ayer por fuentes judiciales, las que indicaron que también en este caso se hizo una división del expediente ya que una parte continuará en instrucción, para investigar la responsabilidad que pudiera tener, entre otros, el general retirado Roberto Felipe Domínguez, quien era jefe del Regimiento de Monte 28 de Tartagal en el momento en que fue secuestrado el escribano, la madrugada del 2 de febrero de 1978.
Las fuentes consideraron "un logro" la elevación a juicio, dado que la defensa de ambos acusados, a cargo del defensor oficial ad hoc Federico Petrina, hizo múltiples planteos; el último, negándose a la separación de la causa. Sin embargo, resta todavía un largo camino antes de que se realice el juicio oral y público: ocurre que el Tribunal Oral está prácticamente desintegrado, solo queda el juez Roberto Frías porque a la suspensión del juez José Antonio Solá Torino se sumó la semana pasada la renuncia del juez Rogelio Saravia Toledo, por lo que habrá que integrar el tribunal con jueces subrogantes.

Hay otro inconveniente: este tribunal tiene un cronograma de audiencias ya elaborado que comprende hasta mayo de 2010. Como se estima que el debate por Bustos demandará al menos un mes, el desafío es lograr que este Tribunal encuentre un lugar donde acomodarlo. Las fuentes señalaron que el fiscal general de Salta, José Pérez, está realizando gestiones ante el Procurador General, Esteban Righi, en un intento por encontrar una salida que permita que el debate se lleve a cabo en este año.

Los investigadores consideran que en esta causa, como en ninguna otra, se han reunido elementos de prueba que comprometen a los implicados: por un lado, el hijo de la víctima, Raúl Bustos, reconoció a Arias como uno de los secuestradores de su padre; por el otro, la Justicia cuenta con un radiograma del Ejército, acercado por el querellante, representado por los abogados Tania Kiriaco y David Leiva, en el que esta fuerza reconoce que Melitón Bustos estuvo detenido en sus dependencias. Este radiograma ha sido reconocido como verdadero por Domínguez, quien también reconoció su firma en él. Esta causa generó además la apertura de otra en la que se investiga al ex gobernador de facto Roberto Augusto Ulloa y a quien fuera su secretario de Gobierno, Jorge Oscar Folloni, por incumplimiento de los deberes de funcionario público y omisión de denuncia en relación a la desaparición de Bustos.

Fuente:
www.nuevodiariodesalta.com.ar
-- RED DE NOTICIAS DE DERECHOS HUMANOSPOR UN BICENTENARIO SIN IMPUNIDAD PARA LOS GENOCIDAS



Lesa humanidad: comienza audiencia en causa "Alsina"
Este jueves se llevarán a cabo las apelaciones contra la segunda etapa de procedimientos dictados en el caso conocido como "UP1", ante la Cámara Federal de Córdoba. Entre los imputados está el ex presidente de facto Jorge Rafael Videla
El próximo 5 de marzo, a las 10.30, en la Sala de Audiencias de Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba, se llevará adelante la audiencia oral y pública en la cual se escucharan las apelaciones presentadas en el marco de la segunda etapa de los procesamientos de la causa “Alsina”, más conocida como UP1.
La audiencia será presidida por el juez Abel Sánchez Torres, que estará acompañado de los vocales Ignacio Vélez Funes y Ricardo Bustos Fierro. En tanto, fiscal general Alberto G. Lozada representará al Ministerio Público Fiscal.
La causa “Alsina”, que actualmente cuenta con 34 cuerpos, es una de los cuatro casos más importantes que se tramitan en la Justicia Federal de Córdoba en materia de derechos humanos.
En ella se investigan la imposición de tormentos y el homicidio de 31 detenidos ocurridos en la entonces penitenciaría UP1 y en el Departamento de informaciones de la Policía (D2), entre abril y octubre de 1976.
En la audiencia se escucharán los fundamentos de los recursos de apelación contra los procesamientos de los imputados presentados por los siguientes defensores:
1- Defensora pública oficial Mercedes Crespi, abogada de los imputados Jorge Rafael Videla, Vicente Meli, Raúl Eduardo Fierro y Jorge González Navarro.
2- Osvaldo Viola, abogado defensor del imputado Mauricio Carlos Poncet
3- Julio Deheza y Fernando Martínez Paz, abogados codefensores del imputado Víctor Pino Cano.
Ficha técnica de la causa
AUTOS: “ALSINA, Gustavo Adolfo; PEREZ, Miguel Angel; D’ALOIA, Francisco Pablo; PAREDES, José Antonio; LUCERO, Alberto Luis; GOMEZ, Miguel Angel; TISSERA, Juan Antonio; LUNA, Marcelo; MOLINA, Juan Eduardo R.; PINO, Víctor; QUIROGA, Osvaldo César; LÓPEZ, Luis Alberto; GOMEZ, Miguel Ángel; TORRES, Armando Luis; RODRÍGUEZ, Louis Alberto; JABOUR, Yamil; ANTÓN, Herminio; RIVAS SARAVIA, Benjamín; MONES RUIZ, Enrique Pedro; MELI, Vicente; PEREZ, Carlos Hibar; TAVIP, José Felipe; VAZQUEZ, Luis Eduardo; ROCHA, Ricardo Cayetano; YANICELLI, Carlos Alfredo; FLORES, Calixto Luis; MENÉNDEZ, Luciano Benjamín pss.aa. imposición de tormentos agravados y homicidio calificado” (Expte. N° 246/2008).SALA B – Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba
Imputados
- Jorge Rafael Videla: todos los hechos- Mauricio Carlos Poncet: todos los hechos- Raúl Eduardo Fierro: por todos los hechos- Jorge González Navarro: por todos los hechos- Vicente Meli: por los imposición de tormentos a Raúl Augusto Bauducco, José René Moukarsel, Diana Beatriz Fidelman, Miguel Ángel Moze, Luís Ricardo Veron, Ricardo Yung, Eduardo Alberto Hernández, José Alberto Svagusa, Carlos Alberto Sgandurra, José Ángel Pucheta, Claudio Aníbal Zorrilla, Miguel Ángel Barrera, Mirta Noemí Abdón de Maggi, Esther María Barberis, Marta del Carmen Rossetti de Arquiola, José Cristian Funes, Gustavo Adolfo de Breuil, Miguel Hugo Vaca Narvaja, Arnaldo Higinio Toranzo, Eduardo Alfredo de Breuil, Liliana Felisa Páez de Rinaldi, Ricardo Alberto Tramontini, Florencio Esteban Díaz, Pablo Alberto Balustra, Jorge Omar García, Oscar Hugo Hubert, Miguel Ángel Ceballos y Marta Juana González de Baronetto. También se lo imputa por el homicidio calificado de los detenidos especiales Miguel Ángel Barrera, Claudio Aníbal Zorrilla, Mirta Noemí Abdón de Maggi, Estela María Barberis, Raúl Augusto Bauducco, José René Moukarsel, Miguel H. Vaca Narvaja, Arnaldo Higinio Toranzo y Gustavo de Breuil.- Víctor Pino: imputado por los homicidios de Ricardo Daniel Tramontini y Liliana Felisa Páez de Rinaldi.
Hechos y víctimas
- Imposición de tormentos a los detenidos Diana Beatriz Fidelman (entre el 22 de abril de 1976 a primeros días de mayo), Eduardo Daniel Bártoli (entre 22 y 30 de abril de 1976), María Eugenia Irazusta (entre el 26 y 30 de abril de 1976) y Víctor Hugo Chiavarini.- Homicidio de María Eugenia Irazusta, Daniel Eduardo Bártoli y Víctor Hugo Ramón Chiavarini, el 30 de abril de 1976 en el D2.- Imposición de tormentos en la Unidad Penitenciaria N° 1 de Córdoba (desde el 2 de abril de 1976) a Raúl Augusto Bauducco (hasta el 5 de julio de 1976), a José René Moukarsel (hasta el 15 de julio de 1976), a Diana Beatriz Fidelman, Miguel Ángel Moze, Luís Ricardo Veron, Ricardo Yung, Eduardo Alberto Hernández y José Alberto Svagusa (hasta el 17 de mayo de 1976), a Carlos Alberto Sgandurra y José Ángel Pucheta (hasta el 28 de mayo de 1976), a Claudio Aníbal Zorrilla, Miguel Ángel Barrera, Mirta Noemí Abdón de Maggi y Esther María Barberis (hasta el 19 de junio de 1976), a Marta del Carmen Rossetti de Arquiola y José Cristian Funes (hasta el 30 de junio de 1976), a Gustavo Adolfo de Breuil, Miguel Hugo Vaca Narvaja y Arnaldo Higinio Toranzo (hasta el 12 de agosto de 1976), a Eduardo Alfredo de Breuil (hasta el 12 de agosto de 1976) a Liliana Felisa Páez de Rinaldi y Ricardo Alberto Tramontini (hasta el 20 de agosto de 1976), y a Florencio Esteban Díaz, Pablo Alberto Balustra, Jorge Omar García, Oscar Hugo Hubert, Miguel Ángel Ceballos y Marta Juana González de Baronetto muerte a detenidos especiales Pablo Alberto Balustra, Jorge Oscar García, Oscar Hugo Hubert, Miguel Ángel Ceballos, Florencio Esteban Díaz y Marta Juana González de Baronetto.- El 17 de mayo de 1976, en situación de traslado, homicidio de detenidos especiales Diana Beatriz Fidelman, Miguel Ángel Moze, Luis Ricardo Verón y Ricardo Alberto Young, Eduardo Alberto Hernández y José Alberto Svagusa.- En situación de traslado, homicidio de detenidos especiales José Angel Pucheta y Carlos Alberto Sgandurra. En igual circunstancia, muerte de José Osvaldo Villada. - En situación de traslado, homicidio de los detenidos especiales Miguel Ángel Barrera, Claudio Aníbal Zorrilla, Mirta Noemí Abdón de Maggi y Estela María Barberis.- En situación de traslado, homicidio de Marta del Carmen Rosetti de Arquiola y José Cristian Funes. - En UP1, imposición de tormentos y homicidio de Raúl Augusto Bauducco.- En UP1, imposición de tormentos y muerte de José René Moukarsel.- En situación de traslado, homicidio de Miguel H. Vaca Narvaja, Arnaldo Higinio Toranzo y Gustavo de Breuil.- En situación de traslado, homicidio de Ricardo Daniel Tramontini y Liliana Felisa Páez de Rinaldi.- En situación de traslado, muerte de detenidos especiales Pablo Alberto Balustra, Jorge Oscar García, Oscar Hugo Hubert, Miguel Ángel Ceballos, Florencio Esteban Díaz y Marta Juana González de Baronetto.
Fuente: Centro de Informacion Judicial
www.cij.gov.ar
-- RED DE NOTICIAS DE DERECHOS HUMANOSPOR UN BICENTENARIO SIN IMPUNIDAD PARA LOS GENOCIDAS





PIDEN CELERIDAD
Están demoradas dos causas que llevan a juicio a Bussi y a MenéndezLos dos expedientes más avanzados que llevan nuevamente al banquillo de los acusados a los represores Antonio Domingo Bussi y Luciano Benjamín Menéndez aún no llegaron al Tribunal Oral en lo Criminal Federal. Por ello, el fiscal federal Emilio Ferrer pidió que se agilice el envío de la causa Niklison que hace casi un año está en manos del juez Bejas. Fuentes del Juzgado estimaron que recién en abril pasarían al Tribunal Oral.
Los dos expedientes de delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar más avanzados en llegar a las instancias del juicio oral aún esperan por la firma del juez federal subrogante Nº 1, Daniel Bejas.
La causa Niklison, en la que se investigó el fusilamiento de cinco militantes políticos de la Organización “Montoneros” ocurrido el 20 de mayo de 1976 en el Barrio Echeverría, está desde mayo del año pasado en manos del magistrado, quien debe decidir si le da curso o no al Tribunal Oral en lo Criminal Federal. Precisamente por esta demora, el fiscal federal Nº1, Emilio Ferrer -fue quien investigó en la causa-, elevó el martes pasado un escrito pidiéndole al juez que agilice el expediente que hasta el momento no llevará al banquillo de los acusados a Antonio Domingo Bussi, quien a pesar de estar imputado no fue procesado por no haberse cumplido el paso de la indagatoria por supuestas razones de salud del ex gobernador de facto.
Los que sí serán juzgados por este hecho son los represores Luciano Benjamín Menéndez (ex jefe del Tercer Cuerpo del Ejército); Roberto “El Tuerto” Albornoz (ex jefe del Servicio de Información Confidencial de la Policía de Tucumán entre 1975 y 1978); Albino Mario Alberto Zimmermann (ex teniente coronel del Ejército a cargo de la Jefatura de la Policía); y Alberto Luis Cattáneo (ex segundo comandante de la V Brigada de Infantería del Ejército entre 1975 y 1976).
El otro expediente en puerta está referido a los crímenes de lesa humanidad que se cometieron en la ex Jefatura de Policía, donde funcionó uno de los centros clandestinos de detención. Se trata de la primera megacausa que llegaría a juicio oral y que llevará por segunda vez a Bussi al banquillo de los acusados.
El requerimiento de elevación a juicio oral de esta causa fue firmado el 19 de noviembre del año pasado por el fiscal federal Nº 2, Carlos Brito, en calidad de subrogante ante la ausencia de Ferrer. El expediente, que en un principio constaba de 11 casos, pasaría ahora a 13, luego de que en los últimos días Ferrer requirió que se sumen dos causas que ya cuentan con procesamientos firmes por parte de la Cámara Federal de Apelaciones y que antes estaban en la megacausa de Arsenales. Por estos hechos, que incluyen las desapariciones de los hermanos Marta y Rolando Coronel; Diana Oesterheld; y de Carlos Apaza, además de Bussi y Menéndez también serán juzgados Cattáneo, Zimmermann, Albornoz, Luis De Cándido y Ana María Guerra
Ante la consulta de primerafuente por las demoras en ambos expedientes, desde la Secretaría de Derechos Humanos del Juzgado Federal Nº 1, estimaron que en la próxima semana el juez Bejas resolvería las oposiciones al requerimiento de elevación a juicio planteadas por parte de los abogados defensores. Luego de este paso, se concretarían las notificaciones a las partes por lo que se prevé que recién en abril llegarían las causas al Tribunal Oral, presidido por Carlos Jiménez Montilla.
Fuente:
www.primerafuente.com.ar
-- RED DE NOTICIAS DE DERECHOS HUMANOSPOR UN BICENTENARIO SIN IMPUNIDAD A LOS GENOCIDAS





Testigo ofrecido por la defensa

A Alejandro lo sentó en el banquillo Víctor Rei, el hombre que hace treinta años lo llevó a su casa como un paquete o un perrito.

Pero los paquetes o los perritos no creen que son sombreros o tucanes. En cambio, Alejandro vivió veinticinco años creyendo que era hijo de Víctor Rei, oficial de inteligencia de Gendarmería, cuando en realidad era, es, hijo de Liliana Clelia Fontana y Pedro Fabián Sandoval, desaparecidos.

Durante la instrucción del juicio que ahora está en su etapa oral, Rei siguió afirmando que Alejandro era su hijo. Pero en la audiencia de ayer, arrastrado quizás por la marea de su oratoria, se le escapó que “no existen en el derecho comparado antecedentes de un juicio contra una persona que adopta un bebé huérfano”. Ante la pregunta de uno de los magistrados, no tuvo más remedio que admitir que el primer caso, según él, sería éste. Es decir que Alejandro no es su hijo biológico, que lo “adoptó”, según sus palabras, y que, también según sus palabras, al momento de hacerse cargo de él, sabía que sus padres estaban muertos. Cuando la querella quiso repreguntar sobre esto, se negó a declarar. “Sobre Alejandro voy a responder después de que declare él”.

Alejandro era testigo por la defensa.

Como si de un paquete o un perrito se tratara. Así hablaba de los niños Víctor Rei ayer, durante la primera parte de su descargo, ante una audiencia que lo escuchaba guardando las formas de un respeto que no se merece. “A la familia Fontana le dieron una nena”, dijo, refiriéndose a una niña que les fue restituida erróneamente en 1989, “y ahora les quieren dar a Alejandro”. Como si hablara de un paquete. “La familia Fontana va a volver a sufrir”, agregó, cínico, insinuando que otra vez la ciencia y la justicia se equivocan, y aprovechando para deslizar una amenaza, que se concretaría mucho antes de lo que todos los presentes esperábamos.

Víctor Rei dijo que no le interesa el resultado del juicio, que no le importa pasar en prisión el tiempo que le quede de vida. Y parecía verdad. Su imagen no era la de un reo asustado que intenta por todos los medios a su alcance recuperar su libertad. Aunque su camisa abierta y su pelo desordenado quizás buscaban mostrarlo vulnerable, un pobre viejo que equivoca fechas, nombres y circunstancias, y no un Comandante de la Gendarmería Nacional. Por momentos, sufría de lagunas el pobre viejo de la camisa abierta y el pelo desordenado. Como cuando le pedían que precisara si participó o no del Operativo Independencia, o qué hacía en la prisión militar de Campo de Mayo. Pero su declaración había sido preparada cuidadosamente, y así nos lo hizo saber: una primera parte dedicada a repasar su legajo personal y la segunda, sobre Alejandro, es decir, sobre el objeto procesal, como le recordaba la jueza cada vez que en sus “reflexiones” sobre el narcotráfico o el ejército de Estados Unidos, Víctor Rei se apartaba demasiado de aquello que nos había reunido ayer ahí, en ese extremo de la ciudad de Buenos Aires desde donde se ve el río. Ese río que por suerte no tenemos que ver muy a menudo, porque nos recuerda el asesinato cobarde de nuestros seres queridos.

Sobre el ejército de los Estados Unidos, la marihuana paraguaya y el conflicto con Chile por el Canal de Beagle nos habló Víctor Rei toda la mañana. Había un objetivo: presentarse como un gendarme especializado en lucha contra la droga o en hipótesis de conflictos con países vecinos, “nunca destinado a contrainsurgencia ni contrasubversión ni contraguerrilla”. Pero también había algo más. Un goce. Víctor Rei estaba gozando de su momento de notoriedad, de sus quince minutos de fama. Como en los ’70, cuando después de un operativo antidrogas en Formosa, le dieron “la más alta condecoración” y le hicieron una nota de tapa en la revista Gente, que él no presentó en el expediente “por pudor”. Hubo una carcajada general detrás del vidrio que separa a los protagonistas del juicio del público. Éramos muchos hijos de desaparecidos en la audencia, muchos amigos y compañeros, varias Abuelas (entre ellas, la mía), las familias Sandoval y Fontana. Pero fue sólo eso, una carcajada, y también del otro lado del vidrio hubo risitas ahogadas. Víctor Rei hizo uso a placer de su derecho de defensa en juicio y nosotros lo escuchamos. Nunca los jueces tuvieron que llamarnos a silencio durante su declaración.

Sí cuando entró Chela, la mamá de Liliana, con su pañuelo blanco. Ahí no pudimos, ni quisimos, evitar el aplauso. También después la aplaudimos, cuando bajó del banquillo del testigo, después de preguntarle a Víctor Rei, apuntándolo con un dedo que pareció tener poder de fuego, qué había hecho con su hija. Que su hija no era un ladrillo ni un pedazo de palo, sino un ser vivo. Eso dijo Chela.

Ni Liliana era un ladrillo o un pedazo de palo, ni su hijo era un paquete o un perrito. Pero así dispusieron de ellos, como si lo fueran.

Luego de Chela, testigo por la querella, fue llamado Alejandro, testigo ofrecido por la defensa.

La declaración de Alejandro duró una eternidad. Alejandro arrancó sonriente, ironizando sobre todo, sin encontrar un solo cómplice que sonriera con él, o que al menos le copiara esa mueca que de sonrisa tenía nada más que el nombre. O quizás Rei y su abogado sí sonreían. Nosotros, detrás del vidrio, les veíamos las nucas. Todos los ojos, toda la compasión, estaban posados en Alejandro. Y lo que observábamos, a pesar de su sonrisa, o tal vez a causa de esa mueca que a falta de palabra mejor llamo “sonrisa”, no era ninguna comedia, sino la tragedia. La tragedia encarnada en Alejandro. Alejandro, que se presentó con el único nombre que todavía tiene, el que le puso Rei, que dijo que Rei era su padre, que a los Sandoval – Fontana o “la familia” lo unía un vínculo “de afinidad”, que de las Abuelas de Plaza de Mayo era “amigo de la casa”, que el cepillo de dientes del que se extrajo ADN no era de él, sino uno de Víctor Rei que él se había robado en una visita a la cárcel. Por compasión, ni los jueces, ni la querella ni el fiscal le preguntaron entonces cómo se explicaba el resultado del análisis que confirma el lazo de parentesco con los Sandoval – Fontana. Ni esa contradicción ni otras muchas le fueron señaladas. Alejandro no quiso negar a su familia ni a las Abuelas ni a Rei y quedó enredado en ese juego de lealtades cruzadas.

Alejandro dijo que Rei le dio todo: comida, techo, abrigo, educación. Como un perrito, sólo que de los perritos decimos que se adiestran, no que se educan. Rei le dio todo lo que puede dar un padre, repitió Alejandro varias veces. Sin embargo, hay padres que no pueden darles a sus hijos todo eso. No sé bien qué es ser padre, porque soy huérfana y no tengo hijos, pero me parece que no es la previsión de ciertos bienes materiales, sino otra cosa.

Cuando terminó de declarar y pasó por delante de Rei, vaciló. El cuerpo se le fue al mismo tiempo hacia Rei y hacia la puerta detrás de la cual lo esperaba Chela. Y entonces Rei se dio el gusto de su vida, porque Alejandro se abrazó a él con desesperación, con violencia. Así se abrazaron. Como dos osos, como dos luchadores, como dos contrincantes. La jueza los mandó separar, pero los penitenciarios reconocieron la cadena de mandos intuitiva y no los tocaron. Rei lo retuvo todo lo que quiso. Después Alejandro se fue.

Y entonces fue el momento de la verdad. Sin tiempo de pensar ni de ponerse de acuerdo, Rei y su abogado, que es joven como yo, se dieron vuelta hacia nosotros, y fueron dos máscaras gesticulando grotescamente y gritándonos, desde la impunidad del otro lado del vidrio, “¡Aplaudan ahora, hijos de puta!”

Creo que hubo un momento de estupor, de silencio. Y luego sí, toda la bronca, el dolor de ver a Alejandro reducido a eso, nos estalló adentro y los puteamos. Pero ya estábamos en cuarto intermedio, los jueces se retiraban, había que desalojar la sala. Llorando, nos íbamos. Un policía corpulento nos iba empujando hacia la puerta. Y entonces el abogado que es joven como yo, y petiso y flaco, y que vestía un traje cremita que le quedaba grande hasta el ridículo, apareció detrás del policía, levantando la mano como si fuera a pegarnos, desde ahí, desde detrás del policía, y gritándonos quién sabe qué, porque ya no lo escuchamos más, ya todos gritamos y lloramos y no podíamos más.

Porque Alejandro es nuestro hermano, nuestro hijo, nuestro nieto, y le hicieron todo eso. Secuestrarlo en la panza de su mamá, hacerlo nacer en cautiverio, separarlo de Liliana cuando era un bebé, robarlo, mantenerlo engañado y lejos de su familia más de veinticinco años. Y también, ahora, lo ofrecieron como testigo, “ofrecieron” es la palabra, ahí, como en un sacrificio, para defensa de Rei. Pero no para que quede en libertad, eso no va a suceder, no importa lo que Alejandro haya dicho o cuántos minutos haya durado ese abrazo. Para que Rei pueda darse vuelta y gritarnos “¡Aplaudan ahora, hijos de puta!”.

Ése es su logro. Ésa es su victoria.

Ese abrazo.

Ésa es su más alta condecoración. Ese niño que les quitó a sus enemigos y que aún hoy, con la verdad a la luz, hace lo que él le dice que haga. Alejandro tiene que cargar un peso que ni el mismo Rei soporta. Mientras él, Rei, se deja llevar por su oratoria para confesar que Alejandro no es su hijo, Alejandro, adiestrado por él y por su abogado, se arriesga a diez años de prisión por falso testimonio para no negarlo como padre.

No, ni como un paquete ni como un perrito. Víctor Rei recibió a ese niño como una medalla y ayer, en el juicio, la quiso exhibir delante de todos nosotros. Pero Alejandro no es un pedazo de metal inanimado, y mientras Rei y su abogado nos enrostraban su triunfo en la audiencia, adentro, fuera de su mirada, en el lugar reservado a los testigos, Alejandro lloraba su confusión abrazado con Chela.

Mariana Eva Pérez, 28 de febrero de 2009
-- RED DE NOTICIAS DE DERECHOS HUMANOSPOR UN BICENTENARIO SIN IMPUNIDAD A LOS GENOCIDAS


Córdoba: confirman otro procesamiento de Menéndez
La Cámara Federal ratificó los procesamientos de 18 imputados en el caso "Vergez", entre los que se encuentra el ex comandante Luciano Benjamín Menéndez, investigados por delitos de lesa humanidad ocurridos en enero de 1976
La Sala A de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba confirmó los procesamientos de 18 ex militares y ex policías en la causa Vergez, entre los que se encuentra el ex comandante Luciano Benjamín Menéndez, por privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos agravados y el supuesto homicidio de 22 ciudadanos ocurridos en Córdoba en enero de 1976, antes del gobierno militar iniciado el 24 de marzo de ese año.
La medida fue resuelta este jueves en la audiencia oral y pública realizada por las apelaciones de los 18 de los 25 imputados, contra sus procesamientos ordenados el 13 de mayo de 2008 por la titular del Juzgado Federal de Primera Instancia N° 3 de Córdoba, Cristina Garzón de Lascano.
El tribunal estuvo presidido por Ignacio María Vélez Funes e integrado además por los Abel Guillermo Sánchez Torres y Alejandro Sánchez Freytes. Los fundamentos de la resolución serán leídos el próximo 12 de marzo, a las 13.
Resolución
La Sala A de la Cámara Federal de Córdoba resolvió por unanimidad:
I.- Tener por desistido el recurso de apelación interpuesto por la defensa del imputado Luciano Benjamín Menéndez, en lo que respecta a la excepción de prescripción planteada.
II.- Declarar materia abstracta el recurso de apelación interpuesto respecto del auto que dispuso la prisión preventiva de los imputados Carlos Alfredo Yanicelli, Yamil Jabour, Alberto Luis Lucero y Carlos Hugo Villarruel, atento las libertades de los nombrados dispuestas por la Cámara Nacional de Casación Penal con fecha 9 de diciembre de 2008 en sus respectivos incidentes de excarcelación.
III.- Confirmar la resolución dictada por la señora Juez Federal Titular del Juzgado Federal Nro.3 de esta ciudad con fecha trece de mayo de 2008, Nro. de registro 164/2008 en cuanto resolvió: 1°) ORDENAR EL PROCESAMIENTO y PRISIÓN PREVENTIVA de Luciano Benjamín MENÉNDEZ, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada Imposición de tormentos agravados y Homicidio modificando -por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado que se fija en “partícipe necesario ORDENAR EL PROCESAMIENTO y PRISIÓN PREVENTIVA de Hermes Oscar RODRÍGUEZ, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad Imposición de tormentos y Homicidio Agravado perjuicio de las mismas víctimas nombradas modificando –por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado, el que se fija como “partícipe necesario” ORDENAR EL PROCESAMIENTO y PRISIÓN PREVENTIVA de Héctor Pedro VERGEZ, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada Imposición de tormentos agravados y Homicidio , modificando -por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado el que se fija como “partícipe necesario”.
4°) ORDENAR EL PROCESAMIENTO y PRISIÓN PREVENTIVA de Luis Gustavo DIEDRICHS, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada, Imposición de tormentos y Homicidio , modificando –por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado, el que se fija como “partícipe necesario”.ORDENAR EL PROCESAMIENTO y PRISIÓN PREVENTIVA de José Hugo Herrera, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada Imposición de tormentos agravados y Homicidio Agravado ,modificando –por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado, el que se fija como “partícipe necesario” ORDENAR EL PROCESAMIENTO de Carlos Alfredo YANICELLI, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada , Imposición de tormentos agravados Homicidio Agravado; modificando –por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado, el que se fija como “partícipe necesario” en los términos del Art. 45 del Código Penal.ORDENAR EL PROCESAMIENTO de Yamil JABOUR, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad Imposición de tormentos agravados y Homicidio Agravado, modificando –por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado, el que se fija como “partícipe necesario” ORDENAR EL PROCESAMIENTO y PRISIÓN PREVENTIVA de Marcelo LUNA, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada, Imposición de tormentos agravados y Homicidio Agravado, modificando –por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado, el que se fija como “partícipe necesario”ORDENAR EL PROCESAMIENTO de Alberto Luis LUCERO, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada Imposición de tormentos agravados (y Homicidio Agravado modificando –por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado, el que se fija como “partícipe necesario”ORDENAR EL PROCESAMIENTO y PRISIÓN PREVENTIVA de Ricardo Cayetano ROCHA, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada , Imposición de tormentos agravados (y Homicidio Agravado , modificando –por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado, el que se fija como “partícipe necesario” ORDENAR EL PROCESAMIENTO de Carlos Hugo VILLARRUEL, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada Imposición de tormentos agravados y Homicidio real (art. 55 del Código Penal); modificando –por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado, el que se fija como “partícipe necesario” PROCESAMIENTO y PRISIÓN PREVENTIVA de Arnoldo José LÓPEZ, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada, Imposición de tormentos agravados , Homicidio Agravado , modificando –por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado, el que se fija como “partícipe necesario”ORDENAR EL PROCESAMIENTO y PRISIÓN PREVENTIVA de Héctor Raúl ROMERO, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada, Imposición de tormentos agravados y Homicidio Agravado , modificando –por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado, el que se fija como “partícipe necesario”. ORDENAR EL PROCESAMIENTO y PRISIÓN PREVENTIVA de Emilio MORARD, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada (Imposición de tormentos agravados y Homicidio Agravado , modificando –por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado, el que se fija como “partícipe necesario” . ORDENAR EL PROCESAMIENTO de Ricardo Alberto Ramón LARDONE, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada , Imposición de tormentos agravados y Homicidio Agravado; modificando –por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado, el que se fija como “partícipe necesario”ORDENAR EL PROCESAMIENTO y PRISIÓN PREVENTIVA de Fernando Andrés PÉREZ, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada, Imposición de tormentos agravados y Homicidio Agravado, modificando –por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado, el que se fija como “partícipe necesario” en los términos del Art. 45 del Código Penal.ORDENAR EL PROCESAMIENTO y PRISIÓN PREVENTIVA de Luis Alberto MANZANELLI, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada, Imposición de tormentos agravados (art. Y Homicidio Agravado , modificando –por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado, el que se fija como “partícipe necesario” ORDENAR EL PROCESAMIENTO y PRISIÓN PREVENTIVA de Calixto Luis FLORES, en orden a los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada , Imposición de tormentos agravados y Homicidio Agravado , modificando –por mayoría- el auto recurrido en lo que respecta al grado de participación atribuido al encartado, el que se fija como “partícipe necesario”
El Tribunal presidido por el Dr. Ignacio María Vélez Funes e integrado por los Dres Abel Guillermo Sánchez Torres y Alejandro Sánchez Freytes además ordenó
TRABAR EMBARGO sobre bienes propios de los procesados, hasta cubrir la suma de Pesos doscientos mil ($ 200.000) por cada uno de ellos, o en defecto de bienes, se trabe inhibición general para disponer de los mismos, a cuyo fin, líbrese oficio al Registro General de la Propiedad (art. 528 del C.P.P.N.).
IV.- De conformidad a los considerandos de la presente resolución, deberá la señora Juez Titular del Juzgado Federal Nro. 3 de esta ciudad, diligenciar las medidas instructorias pertinentes a fin de esclarecer y determinar con claridad las licencias gozadas por el imputado Marcelo Luna en el transcurso de los años 1975 y 1976, según los alcances y efectos del régimen de licencias vigente a esa época para el personal de la Policía de la Provincia de Córdoba.
V.- Atento a las denuncias de fechas 10 de marzo de 2005, 15 de septiembre de 2005, 21 de setiembre de 2005 y 28 de noviembre de 2005, formuladas respectivamente por Marta Suárez, Herminia Teresa Forne de Suárez, María Soledad Martínez y Carolina Martínez (obrantes a fs.1124/1133vta., 1337/1345vta., fs.1377/1386vta. y fs.1459), se deberán practicar las medidas instructorias que resulten necesarias por actuaciones separadas y en su caso resolver lo que por derecho corresponda.
VI.- Recomendar a la señora jueza de instrucción la conveniencia de la acumulación de las causas concernientes a violaciones de derechos humanos, de conformidad a lo expuesto en los considerandos de la presente resolución.VII.- Hacer saber a la señora Juez que deberá proceder a resolver la situación procesal de los imputados Fernando Andrés Pérez, Luis Alberto Manzanelli y Calixto Luis Flores en relación a los restantes hechos por los cuales fueron indagados y que no fueron resueltos en el pronunciamiento que es motivo de apelación. VIII.- Todo sin costas
Fuente: Centro de Informacion Judicial
www.cij.gov.ar-- RED DE NOTICIAS DE DERECHOS HUMANOSPOR UN BICENTENARIO SIN IMPUNIDAD A LOS GENOCIDAS



La hija de la detenida-desaparecida Raquel Negro, que recuperó su identidad en diciembre del año pasado, se presentará como querellante el viernes en el Juzgado Federal de Paraná, en la causa contra el represor Juan Carlos Ricardo Trimarco por apropiación de menores y sustitución de identidad.El coordinador del Registro Único de la Verdad de la Provincia, Guillermo Germano, confirmó a UNO que la nieta recuperada número 96 se presentará el viernes a las 11 en los Tribunales Federales, acompañada de su hermano y querellante en la causa, Sebastián Álvarez, hijo mayor de Raquel Negro.La nieta 96, cuya identidad adoptiva aún no se dio a conocer, nació entre febrero y marzo de 1978 en la maternidad clandestina que funcionaba en el hospital Militar de Paraná, hasta donde había sido trasladada su madre embarazada desde un centro de detención ilegal de Rosario. Luego de ser abandonada en la puerta de un convento, en una maniobra que estuvo a cargo de los represores Juan Amelong y Walter Pagano –procesados y detenidos en la causa Hospital Militar– la beba fue entregada a una familia que la adoptó de buena fe.Treinta años después, el 22 de diciembre de 2008, se conoció que los estudios ordenados por la jueza Federal Myriam Galizzi habían confirmado que Sebastián Álvarez y la nieta recuperada eran hermanos. Casi simultáneamente, ella había comenzado a dudar de su identidad y estaba evaluando realizarse el análisis de sangre espontáneamente.En el otoño de 1978, en el hospital Militar de Paraná nació también el hermano mellizo de la joven, un varón, que habría muerto poco después del parto por complicaciones en su salud.Ahora ella se sumará a la querella iniciada por su hermano biológico, con la representación de los abogados del Registro Único de la Verdad, de Abuelas de Plaza de Mayo y de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.En esta causa, conocida como Hospital Militar, están procesados y detenidos los ex represores Juan Daniel Amelong, Walter Pagano, Marino González, Jorge Alberto Fariña y Pascual Oscar Guerrieri, y el médico paranaense Juan Antonio Zaccaría. Trimarco, principal responsable del accionar de la dictadura en la región, aún no ha sido procesado porque alegó problemas psiquiátricos para no declarar y debe someterse a una nueva pericia para que se despejen las dudas sobre su imputabilidad.-- RED DE NOTICIAS DE DERECHOS HUMANOSPOR UN BICENTENARIO SIN IMPUNIDAD A LOS GENOCIDAS








1 comentario:

Dorys dijo...

MUJERES DE ARGENTINA Y EL MUNDO REPUDIEMOS EL ATAQUE SEXUAL SUFRIDO POR LA DEFENSORA DE DERECHOS HUMANOS EN SALTA ARGENTINA, DRA. TANIA KIRIACO:

Me solidarizo con la Dra. Tania Kiriaco Defensora Icansable de Los Derechos Humanos en Salta, Argentina quien fuera artera y depravadamente atacada por su socio el Abogado Roberto Elio Gareca quien trató tocó sus partes pudendas del pecho con la intención de violarla. Esto sicedió en el Estudio Gareca, calle balcarce 39, Of 15 de la Ciudad de Salta y repite hechos y delitos impunes ya cometidos cuando era Juez y su Juzgado funcionaba en calle Deán Funes. En aquel tiempo las empleadas lo apodaron El Pitufo Toca Tetas o el Enano Mano Larga. Lamentable, muy lamentable, hay que difundir esto ya que ROBERTO ELIO GARECA se escondió y no irá ni un minuto preso.