domingo, 4 de enero de 2009

CUIDADO VECINO/A QUE AL LADO DE SU CASA PUEDE ESTAR VERANEANDO ESTE ASESINO

Eduardo Smaha
Inspector C.C.
Legajo Nº 599-A
Fecha de Nac: 26-12-48
D.N.I. 6.900.976

Registra varios domicilios.
Se retiró de la Policía de Mendoza el 1 de enero de 1996 como Comisario Mayor.

Oficial Inspector de la Policía de Mendoza.
Durante la dictadura militar en Mendoza (Zona 3, subzona 33.1), Smaha que era un joven oficial de la Policía Provincial, se desempeñaba en Inteligencia. Tenía la tarea de enlace entre el D2 y el Comando Militar de la Sub zona. Integraba el COT (Comando de Operaciones Táctico) y trabajaba con el Departamento 162 de Inteligencia.

En el año 1986 la Cámara Federal de Mendoza, que había asumido la instrucción de las causas por delitos de Lesa Humanidad cometidos durante la dictadura, citó a Smaha a prestar declaración indagatoria imputado prima facie de los delitos investigados en las siguientes causas por Desaparición Forzada u Homicidios:
49.196-V-735 “Vargas Álvarez, Jorge sobre desaparición”
47.585-F-9730/2 José Antonio Rossi Fiscal sobre averiguación de delito
49.129-R-2028 “Alicia Cora Raboy”
47.585-.F-9730/4 “Olga Inés Roncelli”
49.173-T-581 “Rosario Aníbal Torres”
49.179-M-2568 “Moyano Salvador”
49.184-R-2030 “Osvaldo Sabino Rosales”

Y en las siguientes causas por Privación Ilegítima de la Libertad y Tormentos:
49.177-S-1855 “Víctor Manuel Sabatini”.
49.198-Z-267 “Nicolás Zárate” y sus acumuladas 49.151-A-1585 “Aquaviva Raúl Eduardo”. 49.150-H-276 “Hervida, Alberto Daniel”. 49.130-R-2029 “Rodríguez Peralta, Miguel Angel”, 49.146-N-461 “Neirotti, Nerio”. 49.126-P-2.269 “París, Eugenio Ernesto”

En la misma época el lugar que Smaha ocupaba en la represión fue reconocido por su propio jefe, por el propio jefe del D2, Comisario Pedro Sánchez Camargo en su declaración indagatoria, hoy agregada como prueba en la mayoría de las causas reimpulsadas.

Según las declaraciones judiciales de los suboficiales que componían el personal permanente del D2: Mario Torres, Norma Torres, Rubén González, Timoteo Rosales, José Rocato, Miguel Salinas, Hugo Puebla, Regino Ríos, Rubén Blanco, Mario Gómez, María Bologovich, el Cabo Juan Carlos Quiñones, el cabo Moroy Suárez y el cabo Ricardo Vázquez; (en la causa por el asesinato de Miguel Ángel Gil) Eduardo Smaha participaba en los interrogatorios de las personas secuestradas en el D2.

El testigo Arturo Elías Rodríguez lo denunció como la persona que dirigía a la patota que ingresó a su domicilio por error, para realizar un operativo de secuestro.

Por fotografías fue reconocido por numerosos testigos.

El Juzgado Federal Nº1 de Mendoza que entiende en las causas, reinstruyó las mismas a partir de la nulificación de las Leyes de Impunidad y es por eso, que Smaha no fue detenido y/o citado a prestar declaración indagatoria de inmediato, de acuerdo al estado en que habían sido clausuradas aquella causas.

En las nuevas, se encuentra imputado en las siguientes:
086-F Miguel ángel Gil (Tormentos seguidos de muerte);
027-F Francisco Urondo (Homicidio) y Alicia Cora Raboy (su desaparición);
024-F Aníbal Torres y Domingo Britos (desaparecidos).
Sánchez Camargo agrega que Smaha y Fernández participaron de la comisión que viajó a San Luis, que habría traído a los ex policías Torres y Britos, vistos en el D-2, hoy desaparecidos.


El desempeño de Smaha en el D2 fue entre 1974 y 1981.

En 1975 aprobó el curso de Inteligencia para Personal Superior de las policías Provinciales, que se realizó en la Escuela Nacional de Inteligencia.

En 1975 realizó el 5º curso de Inteligencia para personal Superior de Policías Provinciales, organizado por la Escuela Nacional de Inteligencia, dependiente de la Secretaría de Informaciones del Estado (SIDE).

En 1976 fue felicitado por el Jefe de Policía por haber detectado, desbaratado y aprehendido a una célula de delincuentes subversivos. Esta actividad dio origen a la causa Fs. c/Rabanal, Daniel y otros en Av. Infracc. Ley 20.840: 35.1613-B-76; fue un numeroso grupo de detenidos en el D2, militantes de Montoneros entre los cuales hay varios desaparecidos y murió por torturas Miguel Ángel Gil.

Las recomendaciones en su legajo personal dicen “se ha capacitado para esa delicada actividad a la cual no se puede integrar gente sin experiencia en la especialidad”; y se destaca “su perfecta adaptación a la tarea investigativa en la que muestra perspicacia y sagacidad, a más de desempeñarse a la perfección en la faz sumarial donde demuestra su conocimiento y experiencia”.



La masacre de Capilla del Rosario - Rechazan la eximición de prisión
Complican a sospechosos

Los ex militares Carlos Carrizo Salvadores y Mario Nakagama están sindicados como los responsables directos de la masacre. Serán indagados en febrero próximo. Y podrían quedar detenidos.
Sospechoso. Carlos Eduardo Carrizo Salvadores, ex jefe militar.
Policiales

El juez federal Ricardo Antonio Moreno rechazó sendos pedidos de eximición de prisión presentados por el defensor de los ex militares Carlos Carrizo Salvadores y Mario Nakagama, ambos sindicados como los principales responsables de la masacre de la Capilla del Rosario, en la que murieron acribillados 16 guerrilleros del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). En consecuencia, ambos sospechosos serán citados a declarar como imputados en febrero del año entrante y no se descarta que puedan quedar detenidos por la gravedad de los delitos que se les imputa, de lesa humanidad e imprescriptibles para la ley penal.Las sospechas que se ciernen sobre Carrizo Salvadores y Nakagama surgen de los testimonios brindados por testigos, incluso de algunos ex policías y ex conscriptos que estuvieron en el teatro de los acontecimientos, el 12 de agosto de 1974, cuando el país era gobernado por Isabel Martínez de Perón y la provincia por Hugo Alberto Mott. Entonces, medio centenar de guerrilleros iniciaron una operación armada para saquear pertrechos de guerra de los polvorines del Regimiento 17 de Infantería Aerotransportada, donde actualmente funciona el CAPE.El grupo fue descubierto fortuitamente y tras un primer enfrentamiento ocurrido en Agua Colorada se dispersó en tres grupos. Uno de ellos quedó acorralado en el "Cañadón de los Walther", en las serranías adyacentes a la Capilla del Rosario, en Fray Mamerto Esquiú.Las investigaciones, que se iniciaron en 2004 por una denuncia radicada por integrantes de distintas organizaciones defensoras de los Derechos Humanos, permiten sospechar que ese último grupo fue masacrado luego de rendirse ante la superioridad numérica y de armamento del Ejército y de la Policía provincial, que habían llegado al lugar luego del alerta.El planteo de eximición de prisión fue presentado por el defensor oficial ad hoc Marcelo Herrera Castellanos y el rechazo del juez Moreno fue firmado el 23 de diciembre pasado.

Fuente: Diario El Ancasti


@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@


Catamarca: confirman prision para represores

Catamarca: El juez federal de Catamarca, Ricardo Moreno, rechazó el pedido de eximición de prisión que presentaron los ex militares Carlos Carrizo Salvadores y Mario Nagakama, sindicados como los responsables directos de la Masacre de Capilla del Rosario, ocurrida el 11 y 12 de agosto de 1974. En las inmediaciones de Capilla del Rosario, en la localidad de Piedra Buena, murieron acribillados a balazos 16 integrantes del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).

Fuente: La Voz del Interior, viernes 3 de enero 2009, sección Polìtica Pagina 4.RED DE NOTICIAS DE DERECHOS HUMANOS

http://www.pagina12.com.ar/ Martes 14 de octubre de 2003
EL PAISEL GOBIERNO JUJEÑO REMOVIO AL JEFE DE POLICIA CARLOS CARRIZO
Cuando la purga llega bien arriba
Fellner aceptó la renuncia del jefe de la policía a consecuencia de los crímenes de Ledesma. La Gendarmería se hará cargo de las pericias futuras, para evitar suspicacias. La reautopsia se conocerá mañana. Hoy habrá marchas de repudio en todo el país, con centro en Jujuy. Fellner prometió no reprimir.

Carlos Carrizo Salvadores, coronel retirado, era hasta ayer el jefe de policía de Jujuy.Se fue del cargo elogiando generosamente a Fellner. "Me retiré para no obstaculizar la investigación", agregó.
-- Por Carlos Rodríguez
El tembladeral derivado de la violenta represión ocurrida en la noche del jueves pasado en Libertador General San Martín provocó la caída del jefe de la policía de Jujuy, coronel retirado Carlos Carrizo Salvadores, quien desde hace tiempo venía siendo acusado por la Corriente Clasista y Combativa (CCC) de ser un hombre presuntamente vinculado al aparato represivo de la dictadura militar. Al presentar ayer su renuncia, Carrizo Salvadores dijo que había decidido retirarse "para no obstaculizar las investigaciones judiciales" en torno del asesinato del militante de la CCC Luis Marcelo Cuellar, ocurrido durante los sucesos del jueves, aunque lo cierto es que dio el paso al costado porque se quedó sin apoyo político. La dimisión fue aceptada por el gobernador Eduardo Fellner, horas antes de las movilizaciones programadas para hoy por la CCC, en todo el país, pero con epicentro en Jujuy, para reclamar el esclarecimiento de las muertes de Cuellar y de Cristian Gabriel Ibáñez, otro militante de la organización político-sindical que falleció cuando estaba detenido en una comisaría. Al confirmar la renuncia del jefe de policía, el ministro de Gobierno, Educación y Justicia, Armando Berruezo, anunció que el comisario Néstor Cafaggi, actual subjefe de la fuerza, quedará interinamente al frente de la jefatura. El juez Argentino Juárez confirmó ayer que el único policía detenido por el crimen de Cuellar, durante la represión del jueves, es el cabo Daniel Orlando Suvia, tal como había adelantado Página/12. Sobre la muerte de Cuellar, el magistrado aclaró que el joven recibió "un solo disparo y no tres" como se había dicho al principio. Los policías detenidos en relación con la muerte de Ibáñez son el oficial inspector Daniel Avalos, el oficial ayudante Juan Ramírez, los sargentos David Condorí, Juan Carlos Quispe y Esteban Ibáñez, y el cabo Orlando Sulca. El juez Juárez aclaró que esa medida fue dispuesta administrativamente por decisión del gobernador Fellner y no en el marco de la causa judicial. El sábado se hizo la reautopsia sobre el cuerpo de Ibáñez y los resultados se conocerán recién mañana. Según la versión oficial de la policía, el joven "se suicidó ahorcándose con el cordón de su pantalón bermudas". La familia y la CCC pusieron en tela de juicio esa versión y el juez dispuso que todas las pericias futuras queden en manos de personal de Gendarmería con sede en Santiago del Estero, quitándole la responsabilidad a la fuerza policial "para que la opinión pública no tenga dudas de que vamos a llegar al total esclarecimiento de estos hechos". Los familiares de Ibáñez estaban molestos porque finalmente no los dejaron presenciar la reautopsia, aunque sí asistió un perito de parte designado por ellos. De los 17 manifestantes, la mayoría de la CCC, que estaban presos por los incidentes que terminaron con la muerte de Cuellar, sólo siete seguían anoche en esa condición y se esperaba su libertad en forma inminente. El juez habría tomado la decisión de retirar uno de los cargos que pesaba sobre los detenidos, el de "robo en poblado y en banda" cometido contra un supermercado de la zona. La CCC había rechazado de plano esa acusación y había señalado que el asalto fue cometido por personas ajenas a la manifestación. Trascendió que la Justicia, a partir de las filmaciones obtenidas dentro del supermercado, habría verificado que ninguno de los detenidos participó del robo. Al retirarse esa imputación, todos los manifestantes presos podrían quedar en libertad aunque seguirían procesados por otros delitos menores. Jorge Ruiz, uno de los detenidos, está internado en el hospital zonal por las heridas que sufrió durante la violenta represión policial. Carlos "El Perro" Santillán, miembro de la conducción nacional y provincial de la CCC, recordó a este diario que el renunciante jefe de la policía de Jujuy, coronel Carlos Carrizo Salvadores, había sido denunciado por la organización "hace mucho tiempo" porque "hay información que indica que formó parte del aparato represivo durante la dictadura, al mando del general (Antonio Domingo) Bussi", que desde la provincia de Tucumán teníael control operativo en todo el noroeste argentino. Santillán recordó que en los últimos tiempos "la policía jujeña viene siendo denunciada por hechos de violencia y tortura en las comisarías". En torno del crimen de Luis Marcelo Cuellar, habría sido determinante la declaración testimonial aportada por familiares y amigos, en contra del cabo Suvia. Ana María de Cuellar, la madre de la víctima, dijo a la prensa que habría intervenido otro policía, que seguiría prófugo y que "le tenía bronca (a su hijo) desde hace mucho tiempo". La familia de Cristian Ibáñez denunció haber recibido amenazas de muerte en forma telefónica, mientras que los Cuellar expresaron dudas acerca del juez Juárez, a quien cuestionaron por una causa anterior en la que habría considerado "un accidente" el extraño caso de dos jóvenes piqueteros que aparecieron muertos en una ruta provincial. Para hoy la CCC convocó a una jornada nacional de cortes y movilizaciones en repudio "a los asesinatos de los compañeros Cristian Ibáñez y Luis Cuellar". La organización reclamó la "inmediata libertad" de los manifestantes detenidos en Jujuy, la destitución –ya producida– del hasta ayer jefe de la policía provincial y que el gobierno nacional "garantice el esclarecimiento de estos asesinatos" y "cumpla la palabra empeñada ante el pueblo de respetar la lucha social" garantizando "el cese de las persecuciones y de la criminalización de la protesta". La CCC demandó por último la "libertad y desprocesamiento de los 3000 luchadores detenidos y procesados" en todo el país. En Buenos Aires, a partir de las 12.30, se realizará una concentración frente a la Casa de la Provincia de Jujuy, en Santa Fe y Carlos Pellegrini. Desde ese lugar, a las 14, marcharán hacia el Congreso de la Nación. Las movilizaciones cuentan con el apoyo de distintas agrupaciones sociales y políticas, como Teresa Vive, el Movimiento Teresa Rodríguez y la Multisectorial contra la Deuda, que reúne a más de 50 organizaciones. En Jujuy, desde las 9, habrá cortes de ruta en 32 localidades de la provincia. En Libertador General San Martín se hará una concentración a partir de las 18. También se realizarán actos en la provincia de Buenos Aires, Tucumán, Salta, Chaco, Misiones, Mendoza y Neuquén.

RED DE NOTICIAS DERECHOS HUMANOS


EL PAIS http://www.pagina12.com.ar/ martes 14 de octubre de 2003
Fellner aseguró que no va a reprimir la protesta

Por Felipe Yapur

El gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, buscó moverse rápido. No sólo aceptó la renuncia de su jefe policial –el coronel retirado Carlos Carrizo– y designó por primera vez en años a un comisario de carrera. También se preocupó en asegurar a Página/12 que "las dos muertes van a ser esclarecidas porque no caben en una democracia como la que estamos viviendo". No terminó allí la preocupación del gobernador kirchnerista, buscó aclarar que los dos jóvenes asesinados "no eran piqueteros". La aclaración del mandatario no es gratuita. Entiende que el hecho de pertenecer a las organizaciones piqueteras serviría para que le carguen al gobierno nacional la responsabilidad de las muertes. Para más datos, Fellner ordenó a la policía local no reprimir la protesta de hoy.La inminencia de la movilización que se realizará hoy para reclamar el esclarecimiento de las muertes obligó al gobernador jujeño a dejar su descanso por el fin de semana largo. Así, ordenó a la policía garantizar el normal desarrollo de la protesta. "La presencia de los efectivos será absolutamente preventiva y no actuará salvo que ocurra algún problema", aseguraron voceros de Fellner, quien ayer mantuvo largas comunicaciones telefónicas con el ministro del Interior, Aníbal Fernández.Con el ministro acordó que durante la movilización la policía local ni siquiera impedirá un posible corte de rutas. "Estamos trabajando para habilitar caminos alternativos", dijeron desde la casa de gobierno jujeña. Pero esta no es la principal preocupación de Fellner. Lo que realmente le preocupa es la supuesta intención de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) de considerar a las dos víctimas como militantes de su organización. "No lo fueron nunca", responden los colaboradores de Fellner y ven en la CCC la posible intención de cargarles las muertes al gobierno de Néstor Kirchner. "La Justicia lo va a demostrar", repiten los jujeños. En contraposición a la preocupación de Fellner, en el gobierno central prefirieron no darle tanta importancia a la supuesta intencionalidad política de la CCC. Es más, el ministro del Interior sostuvo a este diario que si bien están siguiendo la problemática provincial, están conformes con las medidas que está tomando el gobernador. "La cúpula de la comisaría de Ledesma y de la regional IV ha sido desplazada y la Gendarmería se hizo cargo de las pericias. Esto nos parece adecuado. Incluso el hecho de que el gobernador le aceptara la renuncia al jefe de policía nos es suficiente para entender que todo está encarrilado", indicó el funcionario, usual portavoz de la Rosada.Esta es la razón, según señaló Fernández, por la que no está previsto un viaje a Jujuy de funcionarios del gobierno nacional. "No nos interesa hacer gestos cuando todo está controlado, cuando ya no hay problemas", dijo el ministro. Claro, esto no implica que no continuarán siguiendo el caso jujeño con detenimiento. Otra fue la posición del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, quien se mostró "preocupado" por las muertes ocurridas en Libertador General San Martín o Ledesma como se la conoce habitualmente. Señaló que los sucesos y sus consecuencias están siendo "analizados directamente con Fellner", quien "tomó medidas" tras los incidentes, como el arresto de todos los policías de la comisaría 39 y el pedido a la fiscalía provincial para que investigue todo lo ocurrido. El funcionario destacó además que "no creemos que la forma de controlar la violencia sea la violencia. Esta lógica debe terminarse totalmente en la Argentina".Ahora bien, lo curioso de la gestión de Fellner en cuestiones de seguridad es que esta es la primera vez que tras la renuncia de un jefe policial no designa a un militar retirado. El antecesor del renunciado coronel Carlos Carrizo Salvadores fue el teniente coronel Horacio Gentiluomo. Este militar fue el que impulsó en la provincia los niños policías que no sólo vestían uniformes de la fuerza sino que además les impartían cierta instrucción policial donde predominaban los desfiles ylos saludos típicos de las fuerzas de seguridad. En su momento, Gentiluomo se sintió ofendido por la trascendencia de la iniciativa que consideró una "afrenta" a la institución.Tras el retiro del Gentiluomo llegó Carrizo Salvadores, un coronel retirado al que no le quedó otra alternativa que presentar su renuncia indeclinable para no perjudicar a Fellner al que definió como "un gobernador de lujo". Carrizo aseguró que de esta manera le allanó "el camino para esclarecer lo ocurrido".Ahora llegó el turno de Néstor Caffaggi, un comisario general de carrera que por ahora ocupa el puesto de manera transitoria.-- RED DE NOTICIAS DE DERECHOS HUMANOS


EL MUNDOEL DIA DESPUES DEL 50 ANIVERSARIO DE LA REVOLUCION CUBANA http://www.pagina12.com.ar/

"Jamás ha cedido la Revolución"
Santiago no es una ciudad acostrumbrada al turismo, pero ayer sus habitantes recibieron a miles de los llegados para los festejos, que emprendieron viajes al interior de la isla, donde todavía resuenan las palabras de Raúl.


Una pareja baila salsa en la Tribuna Antiimperialista festejando el aniversario de la revolución.

Por Felipe Yapur
Desde Santiago de Cuba
El segundo día de los primeros 50 años de la Revolución comenzó tranquilo, una jornada más. Los diarios reprodujeron en su totalidad el discurso de Raúl Castro realizado en el pequeño Parque Céspedes, rodeado de unos 3000 invitados y periodistas de todo el mundo. El comentario de los santiagueros era prácticamente similar: el proceso iniciado en 1959 continúa, se profundiza y, sobre todo, destacan el respeto que Raúl tuvo hacia la figura de Fidel, al no utilizar el balcón desde donde habló hace cinco décadas al país.
Lo más importante para los habitantes de Santiago no era escuchar de la boca de Raúl el recuerdo y la reivindicación de lo realizado hace cinco décadas. Por un lado, sostienen varios de los consultados, requerían la reafirmación del proceso, en esta fecha tan significativa, de uno de sus principales líderes. Y Raúl no los defraudó: "Hoy la Revolución es más fuerte que nunca y jamás ha cedido un milímetro en sus principios, ni en los momentos más difíciles. No cambia en lo más mínimo esa verdad que algunos pocos se cansen y hasta renieguen de su historia, olvidándose de que la vida es un eterno batallar".
Por otro lado, también quieren una tarea más fuerte y definida sobre qué hacer con aquellos cubanos que gozan de todos los beneficios de este Estado que les garantiza salud, educación y servicios públicos subsidiados, pero que no trabajan y que no devuelven a la sociedad que los mantiene nada de lo que reciben. Es que buena parte de estos "parásitos" –como los definen en la calle y hasta los mismos diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular– viven de las remesas que llegan prioritariamente de Miami o se la rebuscan para ocupar intersticios desocupados en la industria turística y así hacerse de los pesos convertibles que derraman los cientos de miles de turistas que pululan por las calles cubanas.
Esta no es una preocupación menor, ya que el propio Raúl, en ocasión de cerrar la sesión de la Asamblea, remarcó la necesidad de realizar correcciones a estas desviaciones que son producto de los años aciagos del "período especial", que sobrevino a la caída del mundo socialista cuando la Unión Soviética se disolvió.
Este es un tema sensible en la calle, incluso en el día después de los festejos, cuando los santiagueros comentan sobre lo que vendrá para corregir este problema. Aseguran que más temprano que tarde se realizará un censo para saber quién es quién en el mundo laboral. Las pistas están a la vista. En muchas oficinas públicas es posible ver carteles donde unas hormigas están trasladando hojas y una frase: "No-sotros estamos trabajando, ¿y tú?". Para abundar en ejemplos está también ese otro pequeño afiche que tiene una simple frase: "La holgazanería es un delito".
El festejo ha concluido. No es una exageración decir que no quedan huellas del acto realizado la noche anterior. Rápidamente se acomodó todo, velozmente se levantó la tarima y sólo queda la gigantesca bandera cubana flameando en el mástil de la sede de gobierno local. La vida discurre nuevamente con la parsimonia de una ciudad del interior de cualquier país. Todavía quedan algunos de los miles de argentinos que llegaron hasta la Ciudad Heroica, como la bautizaron los "barbudos de Fidel", recorriendo las callecitas angostas y pendiente pronunciada, muchos de ellos con camisetas de la selección de fútbol argentino, otros con banderas y con el rostro que denota el desvelo del festejo que realizaron por su cuenta cuando descubrieron que el acceso al Parque Céspedes era para invitados y periodistas. Ahora todos buscan la forma de trasladarse a otras localidades o hacia La Habana. Está complicado porque Santiago de Cuba no es una ciudad acostumbrada, como la capital de la isla, a la llegada de tantos turistas y visitantes.
Si la sencillez fue el denominador común del acto central, también lo es la forma en que los habitantes de Santiago demuestran su adhesión al aniversario de la Revolución. En muchas de las ventanas de las casas todavía pueden verse los cartones y hojas de papel que colgaron para dar cuenta de su respaldo al aniversario revolucionario. Sencillos "Viva Fidel y Viva Raúl" se podían leer por doquier. Hay otros que reivindican el socialismo, la resistencia permanente al bloqueo norteamericano y muchos de ellos están acompañados de pequeños dibujos. El más recurrente es el de la paloma de la paz y otros con fotos de los líderes revolucionarios extraídas de diarios, además de guirnaldas realizadas a mano. Siempre es así, artesanal y de una extrema sencillez, que resalta la idea de que la Revolución se respalda y construye sin necesidad de realizar grandes demostraciones.
En la mañana temprano, los canillitas locales entregan el esperado ejemplar del diario Granma que cuesta 50 centavos de pesos moneda nacional (son necesarios 24 de estos pesos para obtener un peso convertible cubano). Muchos, como Mariucha, una comunista y fidelista acérrima como se define, releen el discurso de Raúl y saben que los próximos 50 años continuarán siendo de lucha permanente. Ella lo sabe y no lo critica, es más, lee un párrafo de los dichos de Raúl en voz alta para que los que están cerca suyo lo sepan bien: "Cuando conmemoramos este medio siglo de victorias, se impone la reflexión sobre el futuro, sobre los próximos cincuenta años que serán también de permanente lucha. Observando las actuales turbulencias del mundo contemporáneo, no podemos pensar que serán más fáciles, lo digo no para asustar a nadie, es la pura realidad".-- RED DE NOTICIAS DE DERECHOS HUMANOS


EL PAISPROCESARON EN RESISTENCIA A FLORES LEYES POR LA CAUSA CABALLERO
El fiscal que interrogaba a torturados

Flores Leyes también aparece involucrado en Margarita Belén.

La Justicia dictó el procesamiento del ex fiscal federal Carlos Flores Leyes, a quien se le imputa haber participado de interrogatorios a presos políticos que fueron torturados en la Brigada de Investigaciones de Resistencia durante la dictadura militar. El procesamiento, dictado por el conjuez federal Juan Antonio Piñero, es con prisión preventiva y se refiere a cuatro hechos de tormentos agravados, por los que es acusado en calidad de autor inmediato. Es el segundo magistrado con posibilidades de ser juzgado por crímenes de lesa humanidad, luego del ex juez santafesino Víctor Brusa.
Flores Leyes se encuentra detenido desde el 11 de diciembre de 2008, tras presentarse voluntariamente después de estar prófugo unos días, y al ser indagado negó todos los cargos en su contra. Según fuentes judiciales, el ex funcionario afirmó que "jamás" estuvo en la Brigada de Investigaciones. Sin embargo, presos políticos que pasaron por ese lugar declararon que Flores Leyes concurrió varias veces y tomaba declaración a los detenidos que eran sometidos a vejámenes. Era la década del '70 y el ahora detenido ex funcionario judicial se desempeñaba como secretario del juzgado federal de Resistencia. Además, Flores Leyes está involucrado en la Masacre de Margarita Belén, de diciembre de 1976.
La orden de detención del conjuez Piñero se produjo en el marco de la denominada causa Caballero, por secuestros y torturas en la Brigada de Investigaciones de Resistencia, el centro clandestino más importante del nordeste argentino, que tiene una docena de ex policías procesados con prisión preventiva.
"Vi su mano grande golpear en la mesa que estaba frente a mí cuando no respondía una pregunta o no le satisfacía mi respuesta. Preguntaba con precisión, parecía inteligente, tenía un cuestionario predeterminado, diferente a como interroga la policía." El testimonio pertenece a José Luis Valenzuela, que fue interrogado en la brigada vendado, atado a una silla de pies y manos, luego de haber sido torturado con picana eléctrica. Por debajo de la venda llegó a ver al empleado judicial, de impecable traje, y escuchó que ordenaba a los policías que no tuvieran "trato especial" con él. "El contraste entre él, que era grandote, y yo, que estaba indefenso en esa silla, desnudo, fue lo que me hizo acordar de su voz y de su físico, que reconocí cuando lo vi más tarde en Gendarmería", completó Valenzuela.
Tras ser secretario de la justicia federal chaqueña entre 1974 y 1992, Flores Leyes asumió como fiscal. A partir de una denuncia del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y la agrupación HIJOS, el procurador Esteban Righi encomendó al fiscal Félix Crous realizar un sumario a Flores Leyes y al fiscal Roberto Mazzoni, acusado de los mismos delitos aberrantes. Entre las acusaciones que derivaron en el pedido de jury y la separación de su cargo consta haber encubierto actos de tortura, no haber protegido a las detenidas embarazadas ni a los recién nacidos, haber obligado a presos a declarar bajo amenazas y omitir denunciar y perseguir el asesinato de Néstor Sala, víctima de la Masacre de Margarita Belén. Mazzoni renunció a su cargo dos días después de que Righi lo suspendiera, mientras que Flores Leyes lo hizo dos meses después. El ex funcionario judicial tiene 60 años, usa prótesis en una rodilla y sufre de hipertensión. Nada de esto es impedimento para seguir ocupando una celda decente.Fuente: Pagina 12, sabado 3 de enero 2009-- RED DE NOTICIAS DE DERECHOS HUMANOS


EL PAISEL EX AGENTE DE INTELIGENCIA JULIO CIRINO FUE PROCESADO POR LA DESAPARICION DE CINCO JOVENES
Los secuestros del Batallón 601

La participación del espía en el terrorismo de Estado se reveló cuando se supo que era quien aparecía como Jorge Contreras en un documento desclasificado por Estados Unidos. Allí aseguraba haber visitado centros clandestinos de detención.

El juez federal Ariel Lijo investiga los secuestros llevados a cabo por el Batallón de Inteligencia 601.

Por D. M.
Luego de tres décadas de impunidad plena y a menos de dos meses de su detención, el ex agente de Inteligencia Julio Alberto Cirino fue procesado con prisión preventiva por el juez federal Ariel Lijo por su participación en la privación ilegal de la libertad seguida de muerte de cinco militantes de Montoneros en 1980. El agente civil del Ejército que hasta hace dos meses dirigió el área de Relaciones Internacionales de la Fundación PensAR, que integran tres miembros del gabinete de Mauricio Macri y cinco diputados nacionales PRO, continuará detenido en el penal de Marcos Paz junto con Etchecolatz, Von Wernich y Cía.
Hace 29 años, consultado por miembros de la Embajada de los Estados Unidos sobre el centro clandestino Club Atlético, por entonces demolido, Cirino admitió que había existido y confesó "tener conocimiento personal de otros dos centros de detención e interrogación de la Capital Federal". Durante el diálogo con dos funcionarios de la embajada, que consta en un memorándum desclasificado del Departamento de Estado norteamericano, el joven Jorge Contreras, tal su nombre de cobertura, se explayó sobre sus conocimientos de los engranajes del terrorismo de Estado y anticipó como quien domina el tema que los desaparecidos "no van a aparecer".
A principios de noviembre, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación le informó al juez Lijo, que investiga al Batallón de Inteligencia 601, que el verborrágico Jorge Contreras era en realidad el "Gordo" Cirino, quien dirigió durante la dictadura el Grupo de Tareas 7 de la Central de Reunión de Información (CRI) del 601.
El magistrado verificó el dato y ordenó la detención, que se concretó el 7 de noviembre, cuando Cirino salía de un gimnasio en la Recoleta. Días después se negó a declarar pero anticipó su esperanza de ser defendido por Alfredo Bisordi, el ex presidente de la Cámara de Casación que tras renunciar blanqueó su militancia. El abogado asumió el patrocinio acompañado por Eduardo Sinforano San Emeterio, ex agente de la SIDE que al comienzo de la dictadura custodiaba al jefe de Automotores Orletti, que integró un grupo de tareas de la Fuerza Aérea y que aún ningún juez investigó.
Dos semanas más tarde, el represor pidió ampliar su indagatoria, aunque no aportó ningún dato verosímil. Admitió que el diálogo en la embajada existió y aseguró que fue sólo a transmitir un libreto armado por sus superiores, cuyo contenido desconocía.
La transcripción del diálogo desmentía esa información. A la primera pregunta aclaró que "todo lo que diga debe entenderse como basado en mi propia experiencia, limitada a mi organización y a mi sensibilidad", y más de una vez advirtió "es mi opinión personal". Ante Lijo también aseguró que no había pisado ningún centro de detención, lo contrario de lo que había dicho en 1980. Agregó que su trabajo en el 601 se limitaba al "análisis de información", tarea que durante la dictadura significaba en el mejor de los casos procesar informes elaborados con datos arrancados en mesas de torturas y, en el peor, formular preguntas sin intermediarios, hipótesis que se condice con quien se ufanó de visitar centros clandestinos.
Lijo procesó a Cirino por los casos que mejor conoce: los secuestros de Julio César Genoud, Verónica María Cabilla, Angel Carbajal, Lía Mariana Ercilia Guangiroli y Ricardo Marcos Zuker. Los cinco fueron apresados entre el 21 y el 29 de febrero de 1980 y eran parte del grupo de exiliados que decidió regresar al país como parte de la llamada operación de Contraofensiva organizada por Montoneros.
En diciembre de 2007 el magistrado condenó por sus secuestros a penas de entre 20 y 25 años de prisión al general Cristino Nicolaides, a los coroneles Waldo Carmen Roldán, Pascual Guerrieri, Carlos Gustavo Fontana, Jorge Luis Arias Duval, Juan Carlos Gualco y Santiago Manuel Hoya (murió tres días después), y al policía Julio Simón, alias Turco Julián.
-- Fuente: Pagina 12, sabado 3 de enero 2009
RED DE NOTICIAS DE DERECHOS HUMANOS

EL PAISMENENDEZ Y BUSSI, CON SENTENCIAS
Lo que dejó 2008

Por Diego Martínez
Un tribunal condena a prisión perpetua en cárcel común a Luciano Benjamín Menéndez. Córdoba es una fiesta. Otro dicta perpetua contra Antonio Domingo Bussi pero lo deja en el country. Media Tucumán arde. La Laucha Corres honra al apodo y se escabulle de su prisión VIP en la pétrea Bahía Blanca. Juan Evaristo Puthod desaparece durante 28 horas en Zárate: resurge el fantasma de Julio López. Cecilia Pando amenaza de muerte a las víctimas de Corrientes tras la condena a un dirigente de la Sociedad Rural Argentina. La Corte Suprema de Justicia dictamina que el Congreso no tiene facultades para excluir a un torturador: Luis Patti recupera la libertad durante ocho días. El Tribunal Oral Federal 5 porteño prohíbe a los fotógrafos disparar contra los jefes de Mansión Seré. Miles de personas marchan para exigir justicia por la segunda desaparición de Julio López. El Malevo Ferreyra logra evitar la detención con un balazo en su sien ante la cámara de Crónica TV. Casación ordena liberar a Astiz, Acosta & Cía. La Corte tiene la palabra.
El proceso de verdad y justicia sobre los crímenes de la última dictadura aportó durante 2008 postales para todos los gustos. El balance, pese a los sapos, parece ser positivo. Sobre todo por la sucesión sin pausas de juicios orales y por lo general públicos, la mayoría en el interior del país: Misiones, Córdoba, Corrientes, Tucumán, Neuquén y, aún en marcha, en San Luis. Todos concluyeron con condenas, treinta en total, desde los célebres Bussi & Menéndez hasta suboficiales y civiles ignotos, mayoría inevitable por la metódica clandestinidad del terrorismo de Estado. Hubo también dos absoluciones que, para disgusto de los admiradores tardíos de José Rucci, ratifican la independencia de los tribunales que juzgan genocidas.
Las 32 sentencias de 2008 dan pie a dos lecturas. La primera, optimista, indica que en el último año hubo más del doble de condenados que en el lustro posterior a la reapertura de los juicios. La segunda pone de manifiesto que los juicios por crímenes cometidos hace treinta años durarán más de una década.Fuente: Pagina 12, sabado 3 de enero 2009-- RED DE NOTICIAS DE DERECHOS HUMANOS
































No hay comentarios: