lunes, 7 de enero de 2008

TRIBUNAL RATIFICO IMPORTANCIA HISTORICA Y PROBATORIA DEL JUICIO POR LA VERDAD

Tribunal ratifico importancia historica y probatoria del Juicio por la Verdad
Confirman procesamiento de represores en Pozo de Arana

La Cámara Federal de La Plata confirmó el procesamiento de los policías Rubén Oscar Páez y Miguel Kearney, por los delitos de privación ilegal de la libertad y aplicación de tormentos durante la última dictadura en la campo clandestino conocido como "Pozo de Arana".



Además, el tribunal ratificó la importancia no sólo histórica sino probatoria del Juicio por la Verdad, que impulsó hace diez años la APDH La Plata junto a un grupo de madres y familiares de desaparecidos y sirvió como camino para retomar las indagaciones cuando las leyes de Obediencia Debida y Punto Final impedían castigar a los responsables.
La ratificación se debe a que las imputaciones contra estos policías surgieron de los testimonios oídos en el marco del Juicio por la Verdad que, luego, con la anulación de las leyes de impunidad, cobró un impulso penal al compás de la reapertura de las causas cerradas.
Páez fue el responsable de la Brigada de Investigaciones de La Plata desde el 30 de diciembre de 1976 hasta comienzos de diciembre de 1977.
Kearney, además de formar parte de la "patota" que detenía y trasladaba a las víctimas del terrorismo de estado hacia sitios ilegales de detención, fue jefe del centro clandestino que funcionaba en el Destacamento de Arana.
La Cámara Federal ratificó el fallo del juez de primera instancia, Arnoldo Corazza, quien había dado por probado la dependencia orgánica y funcional que la Brigada de Investigaciones de La Plata tenía en el centro clandestino de detención.
Páez, a cargo de la Brigada, "resulta responsable de los delitos cometidos en aquel lugar conocido como 'Pozo de Arana', por haber impartido órdenes y aportado medios materiales para la producción de tales hechos", había escrito el juez de primera instancia.
En tanto, Kearney deviene "responsable" de los crímenes ocurridos allí "por su ubicación en la cadena de mandos" y por haber "proporcionado los medios para concretar los hechos delictivos que se le imputan", había añadido el fallo.
La detención de estos dos policías fue solicitada originalmente por la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Plata cuando la causa llegó a manos del juez penal federal, Manuel Humberto Blanco, quien luego se declaró incompetente.
Las defensas de Páez y Kearney habían presentado un recurso contra el procesamiento, en el que sostenían que los policías no eran responsables de los delitos que se les imputaban y cuestionaban la validez probatoria de los testimonios volcados en el llamado "Juicio por la Verdad".
Pero la Cámara Federal de La Plata rechazó este recurso al sostener que las constancias reunidas "conforman un frondoso cuadro probatorio".
Además, sobre al Juicio por la Verdad, los camaristas afirmaron que "cierto resulta que el proceso que se lleva y se ha llevado a cabo en el marco del referido Juicio ostenta una naturaleza distinta a este proceso penal, máxime cuando el mismo adolece de carácter punitivo, mas tal circunstancia no invalida que los testimonios y todo el conjunto de pruebas que en aquel se recabe, pueda ser utilizado como un medio probatorio idóneo a los fines de asignar responsabilidad penal en el marco de este proceso".
Fuente: DyN

No hay comentarios: