sábado, 15 de diciembre de 2007

FEBRES, LA JUSTICIA ASI ES IMPUNIDAD

Comunicado de prensa
14 de diciembre de 2007

Ref.: Ante las novedades sobre la muerte de Febres

La Justicia así es impunidad

Hoy el represor Héctor Antonio Febres debería estar escuchando su condena por su participación en el centro clandestino de detención, tortura y exterminio que funcionó en la ESMA. Hoy Febres debería estar escuchando a la Justicia dándole su condena por represor. Hoy Febres debería estar sentado en Tribunales, diciendo todo lo que sabe sobre lo que pasó en la ESMA, sobre los crímenes de los que él participó: torturó, entregó bebés nacidos en cautiverio y participó en las decisiones sobre quiénes eran trasladados en los "vuelos de la muerte". Ese era Febres: un represor que mantuvo su pacto de silencio con los genocidas hasta la muerte. Y no sólo eso: en el Juicio, ante sus propias víctimas, negó su participación en los delitos que los sobrevivientes reconocieron que cometió. Y Febres se murió impune y en silencio cuatro días antes de conocerse la sentencia en su contra.
Durante décadas esperamos los Juicios contra los genocidas. Durante décadas exigimos la nulidad de las leyes de Obediencia Debida, Punto Final e Indultos, exigimos que los genocidas estuvieran en cárceles comunes, con condenas perpetuas y efectivas, que hablaran para que podamos encontrar a nuestros hermanos y enterrar a nuestros familiares, porque la impunidad y el olvido no pueden ser nunca las bases de la democracia.
Ayer supimos por los medios de comunicación que se encontró cianuro en el cuerpo de Febres. Por el momento hay secreto de sumario, por lo tanto no podemos acceder a la Causa que investiga la muerte de Febres. Pero si esto se confirma con los resultados finales de la autopsia, si Febres no murió por causas naturales el Tribunal Oral en lo Federal Nº 5 tendrá que responder por qué a pesar de los reiterados pedidos de las querellas para que Febres fuera alojado en otra dependencia que no fuera de la misma Fuerza de Seguridad del Estado a la que perteneció no lo hicieron. Por qué lo dejaron detenido en una dependencia de la Prefectura, aduciendo que era por razones de seguridad y cuatro días antes de conocerse la sentencia en su contra Febres apareció muerto de manera dudosa. Si pudieron evitarlo y no lo hicieron, son responsables.
Responsabilizamos a los jueces del Tribunal, Guillermo Gordo –presidente-, Ricardo Farías y Daniel Obligado. Fueron ellos los que decidieron que Febres estuviera alojado en una dependencia con sus camaradas y eran ellos los responsables de la seguridad del imputado.
También tenemos que mencionar un precedente en este hecho: la responsabilidad del juez Sergio Torres por haber desmembrado la Causa ESMA, dilatando de esta manera el Juicio, generando que los testigos deban revivir reiteradamente el horror, además de exponerse, y por haber mantenido durante 8 años a Febres en prisión preventiva.
Si los resultados finales de la autopsia confirman la muerte por ingesta de cianuro, la Prefectura Naval Argentina también tendría sus responsabilidades como Institución: Febres estaba entre camaradas, en una "celda" con privilegios: la puerta abierta, con DVD, teléfono celular, visitas ilimitadas y sin control a los ingresantes. Febres gozó de impunidad y de una detención de lujo.
Una vez más una Fuerza de Seguridad del Estado está sospechada de un delito. Si la Prefectura participó en la muerte de Febres deberá responder y los responsables deberán ser removidos, juzgados y condenados, sea un suicidio o un homicidio. Reiteramos la exigencia del desmantelamiento del aparato represivo, porque los represores no deben estar trabajando, sino que tienen que estar presos y en cárceles comunes. La muerte de Febres y las sospechas que levantó demuestran que esto es imperativo.
A más de un año de la desaparición de Jorge Julio López no tenemos novedades sobre su paradero y no hay culpables identificados. Mientras, los testigos, abogados y querellantes continúan siendo amenazados. Es urgente que tanto el gobierno como la Justicia se ocupen de la seguridad de quienes asumen su compromiso por la verdad, la memoria y la justicia: sin testigos y querellantes no hay Juicios. No proteger a los testigos es garantizar la impunidad.
La Justicia tiene que asumir su responsabilidad ante los Juicios por delitos de lesa humanidad y debe responder a la altura de los hechos: están juzgando a genocidas, que violaron, secuestraron, robaron y apropiaron niños y bienes, asesinaron e hicieron desaparecer a 30.000 compañeros.


H.I.J.O.S.
HIjos e Hijas por la Identidad y la Justicia contre el Olvido y el Silencio
Regional Capital en la Red Nacional

Contacto prensa: 15-3-571-0767

www.hijos-capital.org.ar
hijoscapital@gmail.com
14 de diciembre de 2007
Página 12
Ya son 6 los detenidos por la muerte del represor Hector Febres
La esposa, los hijos y el yerno también detenidos
La esposa, los dos hijos y el yerno de Héctor Febres junto a dos miembros de la Prefectura Naval fueron detenidos hoy, en el marco de la causa que investiga la muerte por envenenamiento del represor de la Escuela de Mecánica de la Armada, Héctor Febres.
[cerrar]
Comparta esta nota con un amigo
En tanto, si bien no se dio a conocer la identidad de los dos prefectos detenidos, se trataría de un prefecto mayor, que estaba a cargo de la delegación del Delta bonarense, donde Febres estaba detenido, y un prefecto principal que era el guardia de turno, también a cargo de la custodia del represor.
Por otra parte, esta mañana llegaron al Juzgado federal de San Isidro a cargo de la jueza Sandra Arroyo, tres camionetas de la Policía de Seguridad Aeroportuaria con computadoras, celulares y documentación secuestrada en allanamientos realizados anoche por orden de la magistrada en la Capital Federal y la localidad bonaerense de Tigre.
Fuentes de la investigación confirmaron que la esposa y los hijos del ex prefecto Febres fueron detenidos esta madrugada por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y declararán en las próximas horas ante la jueza Arroyo.
Según las fuentes, la esposa y la hija fueron llevadas al penal de Ezeiza y están incomunicadas en dos unidades diferentes, en tanto el hijo fue trasladado al penal de Marcos Paz.
Los abogados defensores de la familia de Febres, Martín Orozco y Claudio Cacio, se presentaron esta mañana en el Juzgado y señalaron que aún no fueron notificados de los cargos que se les imputan a sus defendidos.
Orozco precisó que "está todo bajo secreto de sumario" y que los familiares de Febres fueron detenidos "anoche en la casa particular de ellos tras un allanamiento realizado en el domicilio".
El represor Héctor Febres fue encontrado muerto el lunes 10 de diciembre en su celda de la Prefectura Naval, en el partido de Tigre.
Según la autopsia, Febres tenía en el cuerpo "mucha cantidad" de cianuro, que habría ingerido cuatro días antes de emitirse el veredicto en el juicio que se le seguía por violaciones a los derechos humanos en la ESMA.
La Justicia deberá determinar si la muerte del represor se trató de un suicidio o de un asesinato.
Fuentes de la investigación dijeron que la orden de detención fue firmada por la jueza federal anoche, y que la magistrada pasó "toda la noche trabajando".
La magistrada está a cargo de la causa para determinar las razones del fallecimiento, ya que la familia del represor se presentó como querellante para que se determinen las causas de la muerte.
El ex subprefecto Febres, de 66 años, fue encontrado muerto en la mañana del 10 de diciembre en la dependencia donde cumplía la detención en el Delta bonaerense.
política
Para sobrevivientes de la ESMA "fue asesinado"
El feroz represor Héctor Febres murió envenenado con cianuro: ya detuvieron a dos efectivos de la Prefectura
La autopsia reveló "alta concentración" de ese veneno, ingerido por boca. La jueza Arroyo dispuso la detención de los custodios. A Febres lo apodaban "Selva" , porque reunía el salvajismo de todos los animales juntos.
Ver Comentarios (1)
13.12.2007 | 19:55

El salvaje represor Héctor Febres tuvo una muerte espantosa. | Fuente: Fuente: HIJOS
Fotogalería Ampliar
Envenenamiento por cianuro: esa es la conclusión que arrojó la autopsia realizada al cadáver del ex prefecto Héctor Antonio Febres. Por ese motivo, la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo, solicitó la inmediata detención de los dos efectivos de la Prefectura que tenían a su cargo la custodia del represor en una delegación del Delta bonaerense. Ahora hay que averiguar si el represor se suicidó o fue asesinado con esa sustancia
"La prueba y la contraprueba en la autopsia dieron positivo, tenía cianuro en sangre, fluido y vísceras, presuntamente ingerido por boca", confirmaron a la agencia Télam fuentes judiciales. En este último trámite, cuyo resultado fue informado de inmediato por el responsable de la Morgue Judicial a la magistrada, estuvieron presentes peritos de la querella, la familia y la fiscalía.

El hallazgo viene a confirmar las sospechas puestas de manifiesto en la semana por el abogadoRodolfo Yanzón, representante de los sobrevivientes Carlos García y Alfredo Margari, quien había comentado a perfil.com : "Tenemos serias sospechas de que la muerte fue provocada y no fue natural. Se produjo en una cárcel no común sino bajo las autoridades de la Prefectura Naval, una de las instituciones que ha sido directamente responsable de lo que pasó en la Escuela de Mecánica de la Armada".
"Esto constituye un hecho de inusitada gravedad y una responsabilidad de la Prefectura Naval y de los jueces que dispusieron su alojamiento en ese lugar. Nosotros desde hace un año que venimos pidiendo que los represores deben ser encerrados en cárceles comunes" , agregó Yanzón.
El represor fue encontrado muerto el lunes a la mañana en la habitación de la base de la Prefectura Naval en Tigre donde estaba detenido, cuando restaban sólo cuatro días para que se conociera el fallo en el juicio que se le mantenía por violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura militar. La Fiscalía había pedido para Febres 25 años de prisión.

Fuentes judiciales informaron que el lunes Febres no se levantó a desayunar y a las 10.30 los guardiacárceles, extrañados por ello, abrieron la puerta del cuarto y lo encontraron sin vida.

La muerte del ex prefecto está siendo investigada por la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado, que ordenó la autopsia del cadáver por parte de los especialistas del Cuerpo Médico Forense. El primer parte fue difundido ayer e indicó que Febres falleció de un infarto de miocardio , pero ello fue apenas un informe preliminar, dado que aún restaba el análisis toxicológico que debía efectuarse sobre las vísceras del cadáver.
Otros obrevivientes del campo de concentración que funcionó en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), donde actuó Febres, consideraron que el represor fue "asesinado" y acusaron a la Prefectura y al ex ministro del Interior, Aníbal Fernández.


sigue




El tribunal que juzgaba a Febres iba a dar a conocer mañana viernes el veredicto, cuando el acusado tendría la oportunidad de decir sus últimas palabras. Según dijo Yanzón, "teníamos una pequeña esperanza de que contara algo". "Este es un mensaje de que nadie va a hablar, de la existencia de un pacto de silencio y que nadie va a ser condenado" , sentenció.


"Un perito de parte confirmó que se encontró en el cuerpo de Febres abundante cantidad de cianuro, en vísceras, fluidos y sangre", dijo Enrique Fukman, querellante en el proceso. Añadió que "se demuestra también la falacia de que los represores están detenidos en ámbitos militares por seguridad; están para tener privilegios o puedan operar como en este caso".


Además, responsabilizó a la "máxima cúpula de la Prefectura, que tenía que cuidarlo y asegurar que llegara con vida (al final del juicio), al ex ministro del Interior Aníbal Fernández, porque de él dependía la fuerza; al juez federal (Sergio) Torres que los alojó en la Prefectura de Tigre y al Tribunal Oral Federal 5 que en el juicio negó su traslado a una cárcel común".


En ese sentido, pidió que "todos los militares genocidas sean trasladados en forma inmediata a cárceles comunes", que "no siga habiendo juicios parciales en la causa ESMA y el año próximo haya un solo juicio".


Carlos Lordkipanidse, ex detenido, advirtió que "habíamos vaticinado esto, que ahora es mucho más grave: hace dos días teníamos el deceso de Febres, ahora tenemos el asesinato".


"Alguien le dio esa alta cantidad de cianuro, no se suicidó; estamos hablando de asesinato y hay que llevar hasta las últimas consecuencias esta investigación", advirtió.


Por su parte, la abogada de la querella del colectivo 'Justicia Ya' Myriam Bregman dijo que Febres "tenía condiciones de privilegio, estaba en un departamento de dos ambientes con dvd y teléfonos celulares". "Estamos preparando una denuncia por esas condiciones sobre cuyas consecuencias nosotros veníamos advirtiendo", dijo la letrada a DyN.


Fuente: Télam y DYN

1 comentario:

Anónimo dijo...

Dignidad. Tal vez no sepan que es, pero existe.
Esta gente les sigue enseñando.